Logo La República

Lunes, 15 de abril de 2024



NACIONALES


Iniciativa reactivaría la economía y generaría atracción turística asegura el diputado

Eli Feinzaig propone legalizar comercialización de flora y fauna que se encuentre en cautiverio

Ecologistas advierten que proyecto abre portillos peligrosos al tráfico ilegal

Allan Madriz allanmadriz.asesor@larepublica.net | Lunes 15 agosto, 2022


eli feinzaig vida silvestre
“Esto nos permite promover la atracción turística de aquella población a la que le gusta conocer de la flora y fauna exótica en ambientes controlados y responsables”, dijo Eli Feinzaig, diputado del Partido Liberal Progresista. Cortesía-Shuterstock / La República.


Permitir la importación y exportación de fauna y flora costarricense en cautiverio sería una realidad si se aprobara un proyecto impulsado por Eli Feinzaig, diputado del Partido Liberal Progresista (PLP).

Y es que como el comercio de flora y fauna silvestre está prohibido en Costa Rica, el legislador plantea que el tráfico sea autorizado en el caso de las especies que se encuentran en cautiverio o se reproducen en ambientes controlados fuera de su hábitat natural.

Lea más: Sitios de manejo de vida silvestre tendrán hasta noviembre de 2021 para ordenarse

Para ello, plantea la modificación de varios artículos a la Ley de Conservación de la Vida Silvestre, con la intención de fortalecer la seguridad jurídica de los sitios dedicados a esta actividad y que el país cumpla con criterios establecidos en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna silvestre (Cites).

“La ley de Costa Rica no es acorde con las regulaciones de Cites y al ser un convenio internacional tiene un rango superior a la ley, de hecho la Ley de Vida Silvestre de Costa Rica tiene serias contradicciones, una de ellas es que define la vida silvestre como aquellas especies que viven en su hábitat natural y que no necesitan de la ayuda del ser humano para sobrevivir y sin embargo, después meten dentro de las protecciones de la vida silvestre especies en cautiverio, especies reproducidas en instalaciones fuera de su hábitat natural”, dijo Feinzaig.

Además, asegura que estas restricciones y contradicciones han puesto obstáculos a actividades como la reproducción de especies con fines de investigación científica, reproducción de algunos insectos que se utilizan en procesos agrícolas y hasta la exportación de mariposas.

Con esta propuesta los sitios de conservación podrían dinamizar su economía, ser referentes a nivel internacional y generar atracción turística dentro y fuera del país, según el legislador.

Sin embargo, varios sectores han manifestado su preocupación por el proyecto, que inclusive recibe cuestionamientos desde otras fracciones legislativas.

“Lo consideramos sumamente peligroso, puede abrir portillos peligrosos que atenten contra la flora y fauna de nuestro país, podría permitir inclusos que organismos, flora y fauna que se importe atente y dañe nuestros ecosistemas, es un tema de sumo peligro y cuidado”, dijo Ariel Robles, diputado del Frente Amplio.

Lea más: Vida silvestre amenazada por falta de fondos para su protección, denuncia FEUNA

Por otra parte, considera que iniciativas de este tipo podrían perjudicar la imagen ambiental responsable que el país ha desarrollado por décadas, por lo cual, lo ideal sería plantear propuestas que aumenten la protección de las especies de flora y fauna.

Estos portillos peligrosos son los que señalan agrupaciones ecologistas, quienes califican el proyecto como “una atrocidad” y externan su consternación por el impacto negativo que provocaría para la flora y fauna silvestre nacional.

“Este proyecto es un descaro total, ya que pretende modificar la Ley de Vida Silvestre simplemente para dejar abiertos una infinidad de portillos que al final significa exportar vida silvestre. Entendemos que hay una serie de animales que están en los apéndices de Cites de acuerdo con el nivel de riesgo de extinción, pero los sub criaderos tienen ahora maneras de reproducir en cautividad incluso especies protegidas como lapas rojas, que pueden llegar a precios de $10 mil”, dijo Luis Diego Marín, coordinador regional de Preserve Planet.

Asimismo, al tratarse de un negocio “lucrativo”, advierten que las autoridades nacionales no tienen la capacidad de controlar los animales que provienen de un sub criadero y cuáles son capturados de manera ilegal en los bosques, lo que provocaría un aumento en la extracción de especies provenientes del hábitat natural para ser vendidas de manera legal, según los ambientalistas.

“La liberación de la importación de la vida silvestre de otros países tendría graves consecuencias en materia de especies invasoras que afectarían ecosistemas, salud pública y la agricultura. A todas luces es más que irresponsable la propuesta”, dijo la Federación Ecologista (Fecon).

Desde ya los ambientalistas anuncian que interpondrán todas las acciones necesarias para que el proyecto no se materialice y sea archivado en la Asamblea Legislativa.


Parte de la reforma a la Ley de Conservación de la Vida Silvestre propuesta por el diputado Eli Feinzaig.


• Artículo 5. La fauna de origen silvestre nacional o exótica en cautiverio, su reproducción sostenida, así como la tenencia y la reproducción de la flora mantenida en viveros o sus productos no elimina su condición de silvestre. La fauna y la flora, sus productos y sus subproductos están autorizados para su comercialización y venta a otros sitios de manejo, comercios autorizados, particulares y el mercado nacional e internacional siempre y cuando provengan de un sitio autorizado para la comercialización de estos
• Artículo 79. Se permite la exportación, importación o tráfico de la fauna y la flora, sus productos, partes o derivados, incluidos en los apéndices de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) con países que apliquen medidas iguales o equivalentes a las establecidas por la Convención


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.