Logo La República

Jueves, 3 de diciembre de 2020



BBC NEWS MUNDO


BBC Logo

Elecciones en Estados Unidos: a qué se refiere Trump cuando habla de "fraude" a favor de Biden y por qué sus acusaciones son infundadas

Redacción - BBC News Mundo | Jueves 05 noviembre, 2020


Una mujer sujeta un cartel que dice "nuestro voto cuenta", en Pensilvania el 4 de noviembre.
Getty Images

El considerado "faro de la democracia" pasa por un momento inédito en su historia reciente.

En medio de una grave crisis política, económica y social, el país celebró elecciones presidenciales el martes 3 de noviembre y pese a que este miércoles todavía no había terminado de contabilizar todos los votos, el presidente Donald Trump se declaró ganador y denunció "fraude", sin ninguna prueba que lo respalde.

Trump aumentó la tensión en un momento de grave polarización y anunció medidas legales en diversos estados que se espera que determinen el ganador de estas elecciones: Wisconsin, Michigan, Pensilvania y Georgia.

Por su parte, el candidato demócrata, Joe Biden, pidió "paciencia", consideró "indignante" y "sin precedentes" las declaraciones del presidente y se mostró confiado en que ganará la contienda.

Qué dijo Trump

Ya entrada la madrugada, y sin que hubiera un claro ganador por la falta de datos para establecerlo, el presidente realizó una intervención en directo desde la Casa Blanca en la que aseguró que los republicanos habían ganado y denunció que los demócratas estaban tratando de "robarse" la elección.

Pese a que no hay prueba de ello, Trump redobló sus acusaciones por Twitter, llevando a que la propia red social alertara de que sus mensajes pueden ser "engañosos" y los ocultara parcialmente.

"Anoche iba liderando [la carrera], a menudo de manera sólida, en muchos estados clave, en casi todos ellos controlados y gestionados por demócratas. Entonces, uno por uno, empezaron a desaparecer mágicamente a medida que se contaban votos sorpresa botados. MUY EXTRAÑO", señaló el presidente este miércoles por la mañana.

Aparentemente, el presidente hacía referencia en su mensaje a una situación de la que ya se había advertido, y que no hay pruebas de que esté vinculada con ningún tipo de fraude.

La clave está en las particularidades de las elecciones este año, celebradas en medio de la pandemia, con un mayor número de votos por correo a causa del coronavirus y diferentes normas sobre cuándo contabilizar y difundir los resultados de esos votos en cada estado.

Hay, además, un dato crucial para entender la situación: los sondeos realizados a ciudadanos registrados como demócratas o republicanos de manera previa mostraban que los primeros tenían una mayor intención de votar por correo, mientras que los republicanos preferían ir a votar el día de la elección en persona, una situación que también puede explicarse por los constantes ataques del presidente contra ese tipo de voto y la extrema polarización.

Trump llevaba meses sembrando dudas sobre el voto por correo e insistiendo en que el ganador debía ser proclamado en la misma noche electoral, algo que generalmente solo sucede por las proyecciones de los medios y el reconocimiento que hace el perdedor, nunca por los funcionarios públicos responsables.

Section divider
BBC

Claves de las elecciones

  • Participación récord con mayor número de votos por correo
  • Clara diferencia en la modalidad del voto preferida por votantes registrados como demócratas o republicanos
  • Diferentes reglas en cada uno de los 50 estados (más D.C.) para contabilizar y difundir resultados de votos por correo o anticipados
Section divider
BBC

En algunos territorios, como Florida, se empezaron a contabilizar votos por correo semanas antes de que se celebrara la elección, a medida que iban llegando; mientras que, en otros, como Wisconsin o Pensilvania, no se empezó a contar esa modalidad de voto hasta el mismo día de los comicios o tras el cierre de las urnas.

Por todo ello, en algunos estados, los primeros resultados iniciales mostraron una tendencia a favor de un determinado candidato, al difundirse primero el conteo de votos en persona, por ejemplo, y luego sufrieron un vuelco a favor de su contrincante.

Ocurrió tanto para un lado como para el otro, como se vio en el caso de Florida -que al principio de la noche pareció tornarse azul demócrata pero acabó en manos republicanas, ya que se publicaron primero los resultados del voto por correo-; o Michigan -donde ocurrió al revés: primero rojo y luego azul-.

Es eso a lo que Trump parece aludir en su tuit, mencionando "votos sorpresa" en aparente referencia a los llegados por correo que se empezaron a contabilizar más tarde en la noche en estados clave como Pensilvania, Michigan o Wisconsin, donde el presidente apareció al principio como líder pero su contrincante fue recortando distancia posteriormente.

De hecho, diversos analistas, políticos y medios del país ya habían advertido de la posibilidad de que se produjera este fenómeno la noche de las elecciones y pudiera confundir: lo tildaron el "espejismo rojo" o "azul" y aquí lo analizamos a fondo:

Más sobre el "espejismo rojo" o "azul" y sobre su importancia para entender los resultados de las elecciones en EE.UU.

Batallas legales

Además de sus críticas, el equipo de Trump emprendió acciones legales.

Ambas campañas se habían preparado con equipos de abogados de cara a la elección y los republicanos anunciaron este miércoles que presentaron diferentes demandas en estados clave para evitar, insistieron, que los "demócratas se roben la elección".

En concreto, hay cuatro acciones anunciadas por el equipo de Trump, en estados donde se proyectó ya ganador a Biden o donde el demócrata tenía la ventaja, menos Georgia y Pensilvania.

Georgia

Según la campaña de Trump, un observador del Partido Republicano vio cómo 53 votos emitidos en ausencia habían sido "ilegalmente agregados" a los que habían llegado a tiempo.

El Partido Republicano solicitó que se paralice el conteo en este condado en concreto.

Georgia es un firme bastión republicano que no vota por un candidato demócrata desde 1996, pero en estas elecciones el resultado en este territorio entre Joe Biden y Donald Trump está siendo muy ajustado.

Michigan

La campaña republicana presentó una demanda para frenar el escrutinio porque aseguró que se le negó "acceso significativo" para observar la apertura de votos y la contabilización de los mismos, pese a que el conteo ya llegó al 96%.

Trump ganó este estado en 2016 pero un estrecho margen de 10.700 votos, y tanto medios estadounidenses como la BBC proyectan que Biden consiguió arrebatárselo este año.

Hasta este miércoles, es el primer estado que los demócratas consiguieron voltear respecto al mapa de hace cuatro años y es un territorio de suma importancia, pues estrecha el camino a la reelección del presidente.

Se estima, además, que aún quedan miles de votos por ser contados y muchos de estos proceden de regiones históricamente demócratas.

Wisconsin

El equipo del presidente anunció que pedirían un recuento en el estado, citando "irregularidades en diversos condados".

No está claro cuándo se llevará a cabo este recuento, dado que por lo general no suele ocurrir hasta que las autoridades de los respectivos condados terminen de revisar los votos. La fecha límite del estado para esta parte del proceso es el 17 de noviembre.

El profesor de la Facultad de Derecho en la Universidad de Columbia Richard Briffault recordó que hubo un recuento en Wisconsin en 2016, y "cambió alrededor de 100 votos".

"Un recuento no es una vía para desafiar la legalidad de un voto", explicó, "es simplemente una vía para asegurarse de que los cálculos están bien".

Pensilvania

Los republicanos objetan una decisión de la Corte Suprema de ese estado que, debido a la situación por el coronavirus, permite que se cuenten los votos llegados por correo hasta tres días después del 3 de noviembre, siempre y cuando hubieran sido enviados ese día o en fechas previas.

Se estima que en Pensilvania fueron emitidos más de 2,6 millones de votos por correo, de los cuales aún quedaba más de un millón sin contar hasta este miércoles.

Dos afroestadounidenses con carteles que rezan: "¡Cuenten los votos!"
Getty Images
Varias personas salieron a las calles reclamando que se cuenten todos los votos.

Matthew Weil, director del proyecto electoral del Centro de Investigación de Políticas Bipartidista, consideró la disputa de Pensilvania como la más preocupante, dado que la Corte Suprema del país estaba bloqueada sobre este asunto antes de las elecciones, y de forma previa a que la nueva magistrada Amy Coney Barrett, propuesta por Trump, pasara a formar parte del tribunal.

"Algunos de los votos particulares de la Corte Suprema que discrepaban señalaron que estarían interesados en retomar el asunto después. Así que creo que hay un riesgo de que algunos de esos votos [por correo] que fueron sellados para el día de la elección pero no serán recibidos hasta el viernes sean descartados", señaló.

"Será un resultado equivocado, pero creo que es un resultado legalmente posible".

No obstante, Weil advirtió que las elecciones tendrían que estar "muy, muy ajustadas para que eso afecte" al resultado final.

La campaña de Trump ha declarado la victoria en Pensilvania, pese a que aún quedan votos por contar y ninguno de los principales medios de comunicación ha proyectado ganador en este estado, que muchos analistas consideran el territorio que definirá quién ganó las elecciones.

Section divider
BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC Logo Footer




© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.