Enviar
Sábado 1 Marzo, 2014

La urgencia de personas con conocimientos específicos en el ámbito de las ciencias de información y comunicaciones es cada vez más evidente


Elección del futuro: profesiones tecnológicas

En un mundo en donde las fronteras se reducen por la constante penetración de los avances tecnológicos, la urgencia de personas con conocimientos específicos en el ámbito de las ciencias de información y comunicaciones es cada vez más evidente especialmente para enfrentar los retos que imponen las grandes organizaciones.
Los jóvenes son el presente y futuro en el desarrollo económico y social de un país. Por esta razón la incorporación de estudiantes en carreras profesionales relacionadas con las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) es una ventaja competitiva para una economía basada en conocimientos del siglo 21.
Una alarma que se enciende es la falta de oferta en mano de obra capacitada en estos ámbitos. Así lo demostró el estudio Habilidades en Redes y Conectividad en América Latina de la consultora independiente IDC comisionado por Cisco, en el cual concluyó que la demanda en Latinoamérica por trabajadores capacitados en TICs excederá la oferta en casi un 35% para el año 2015.
La falla en nuestro sector educativo es preocupante. La realidad de Costa Rica refleja que las ciencias e ingenierías, aún en la actualidad, son profesiones en las cuales los estudiantes no incursionan por el miedo a las matemáticas.
A pesar de lo anterior, en Costa Rica las carreras de Ingeniería y Ciencias ofrecen mercados laborales muy amplios.
En la medida en que América Latina experimenta la emergencia rápida de tendencias tecnológicas como la nube, la movilidad, el video y el Internet de Todo, la gran brecha de personal calificado para soportar las tecnologías que se vienen, será un desafío para el avance económico de la región.
La juventud del país es una herramienta fundamental para el desarrollo de las grandes organizaciones. Por esta razón, muchas empresas se alinean a la agenda de educación del territorio que se quiere ejecutar y ofrecen capacitación técnica en redes y comunicaciones mediante las universidades y las escuelas técnicas.
Estas iniciativas son el esfuerzo de las empresas de TI para lograr enriquecer el capital intelectual e implementar los conocimientos adecuados, para que el progreso tecnológico se traduzca en aumentos de productividad para Costa Rica.
Por otra parte, nuestro compromiso es mantener una contribución mediante programas sociales para desarrollar profesionales calificados requeridos para enfrentar los retos que las nuevas tecnologías y servicios representan, buscar reducir la brecha entre la oferta y la demanda y así impactar positivamente al desarrollo económico de la región.
En este camino que muchos jóvenes emprenderán, invitamos a que cada estudiante conozca y analice la oferta académica que las Ciencias y la Tecnología ofrecen, para incursionar en un ámbito que es sinónimo de las profesiones del futuro.


Federico Zuccarino