Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NACIONALES


“El reto es superar las barreras propias”

Daniela Granados [email protected] | Sábado 28 diciembre, 2013

El proyecto con Paco de Lucía me tiene sumamente ansioso, comentó Edín Solís, integrante de Editus. Esteban Monge / La República


Abierta posible colaboración con guitarrista Paco de Lucía

“El reto es superar las barreras propias”

Editus tiene más de 20 años de marcar historia en la música costarricense

Compositor, guitarrista, productor y profesor de música, Edín Solís junto a su grupo Editus, hacen historia en el ámbito de la música costarricense.
Oriundo de Zarcero, Solís se graduó en guitarra clásica del Conservatorio de la Universidad de Costa Rica.
En 1991, creó el grupo Editus junto al violinista Ricardo Ramírez y al percusionista Carlos Vargas. Juntos componen jazz moderno y tradicional así como música clásica y sonidos auténticos latinoamericanos.

¿Cuándo despertó su amor por la guitarra?

En la adolescencia, mi hermano tenía una en la casa y fue entonces cuando sentí la curiosidad de tocarla. Un vecino que tocaba algo me enseñó lo primero. A los 15 años empecé a estudiar y fue cuando escuché a un guitarrista clásico, quien fue el que marcó mi carrera. A los 18 escuché a Luis Zumbado, fue mi profesor universitario, a él le debo mucho de mi carrera como guitarrista.

¿En ese momento usted se dio cuenta de que quería dedicarse a esto de manera profesional?
Sentía una gran atracción por la pintura, quise entrar a Bellas Artes, pero por un papeleo no pude ingresar a la UCR, me fui a la Casa del Artista y trabajaba mucho el óleo y la acuarela. Durante ese año me di un espacio para desarrollar mi vocación por la música y la UCR estaba haciendo audiciones para jóvenes en la sede de Palmares.

¿Cuál es el reto más grande que ha enfrentado?
Creo que superar los que uno mismo se pone en el camino, o los que el medio le puede poner, y superarlo porque hay barreras culturales, mentales y a veces uno cree que todo es cuesta arriba y que le puede costar mucho.
Sin embargo, uno entiende que las limitaciones son personales y que las oportunidades están, pero hay que saber aprovecharlas. Hay retos enormes cada día, pero se debe continuar y pensar que se debe ser mejor. El camino de los artistas está lleno de incertidumbre y a veces es un poco ingrato.

¿La satisfacción más grande?
Muchísimas, creo que una muy general es tener una sensación de agradecimiento por haber tenido tantas oportunidades, porque no podría achacar a una individual. Es la suma de muchas satisfacciones que van desde cosas muy pequeñas hasta otras muy grandes. Hay hechos que públicamente son más notorios y no necesariamente se traducen en una satisfacción profunda que te va alimentar el resto de la carrera.

¿En cuanto a los Grammy es este el galardón que todo músico quisiera obtener?
Pues creo que sí, es un reconocimiento muy importante y para muchos es un sueño hecho realidad, o bien, la culminación de algo. Para mí es un estímulo tan solo, creo que para los tres, los Grammy fueron saber que ante los ojos de la industria el camino es el correcto y que las cosas se hicieron bien, pero la tarea no acaba ahí; sin embargo, sí nos ha abierto muchas puertas.

¿Lo primero que les pasó por la cabeza cuando dijeron Editus?

Uno no se lo espera, es la mentalidad tica de que eso no es para uno, pero claro que puede ser para cualquiera.

¿Con cuál artista quisiera trabajar?
La lista es bastante grande; sin embargo, se abre la posibilidad de trabajar con Paco de Lucía y eso sí me genera ansiedad, ya que lo admiro demasiado como guitarrista, es una gran influencia en mi carrera y Rubén Blades abrió la posibilidad de hacer un disco con él. Eso me tiene muy ansioso y quiero hacer ese proyecto.

¿Considera que el apoyo al músico tico es leve en el país?
Achaco la mitad al medio y la mitad al artista mismo, las barreras existen en el artista, en no poder ver las oportunidades que se dan en el medio. Es responsabilidad del artista gestionar este apoyo. Costa Rica es un país noble para quien quiere trabajar fuerte y si se es consciente con el trabajo, se abren las puertas.

¿Cómo nació la idea de crear la academia?
Surge como una opción de ampliar la proyección del grupo con cosas que nos hacían felices a los tres. Estudié pedagogía y teníamos la necesidad de hacer un aporte a la comunidad. Ha sido un espacio donde se ha hecho un aporte sustancial al medio, es un punto de encuentro de muchos artistas, se ha dado apoyo a jóvenes de escasos recursos a estudiar música.

Editus demostró que en Costa Rica hay talento que se puede codear con artistas de primer mundo. ¿Considera que los estudiantes de la academia pueden llegar bastante lejos?
Aquí ha desfilado una cantidad de talento joven impresionante, algunos de ellos ya tienen éxito, otros están tratando de consolidar su carrera pero tienen potencial.

¿Se considera Edín Solís uno de los mejores músicos de Costa Rica?
Me siento un músico feliz de haber compartido con muchos colegas y tratar de hacer siempre las cosas bien y creo que hay resultados tangibles por los que me siento satisfecho, pero eso de mejor es muy relativo, depende desde qué punto de vista se vea.

¿Expectativas para 2014?
El próximo año viene muy ambicioso, estamos terminando de afianzar un proyecto junto a orquestas sinfónicas. En febrero iniciaremos un ciclo de verano sinfónico con la Orquesta Sinfónica Nacional. En junio tendremos un espectáculo de jazz latino de Editus con la Orquesta Sinfónica Nacional y el proyecto del disco de Paco de Lucía está para febrero también.

¿Visión de cinco a diez años?
Uno nunca debe dejar de aspirar a crecer en todos los ámbitos, en el personal, sentirse satisfecho de lo que está trabajando con sus principios e ideas, y creo que los tres coincidimos como grupo, hacer algo que no nos canse, innovar y hacer las cosas bien hasta donde podamos.

Daniela Granados
[email protected]
@dgranadosLR