El reino del Heat y LeBron
LeBron James repite la fotografía del año pasado, otra vez se deja el título de campeón y además se proclama el más valioso de las Finales. Mike Ehrmann-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

El reino del Heat y LeBron

Miami vence a los Spurs en el sétimo juego y su estrella James es el MVP de las Finales

Los Heat de Miami revalidaron el título de campeones de la NBA al vencer anoche 95-88 a los Spurs de San Antonio en el sétimo y decisivo partido de las Finales que ganaron por 4-3.
El alero LeBron James, nombrado el mejor jugador del partido (MVP), volvió a ser la gran figura al conseguir 37 puntos, 12 rebotes, cuatro asistencias y dos recuperaciones de balón, mientras que el escolta Dwyane Wade también fue decisivo al aportar 23 tantos y capturar diez balones bajo los aros.
La victoria permitió a los Heat conseguir el tercer título de liga, segundo consecutivo, en las cuatro finales que han disputado en su historia, la tercera seguida desde que en la temporada de 2011 llegó James y el pívot Chris Bosh para unirse a Wade y formar los ya históricos “Big Three”.
Los Heat, que estuvieron a cinco segundos de perder el título en el sexto partido antes que anotase un triple salvador el escolta Ray Allen, remontaron una desventaja de 2-3 que tenían en la serie al mejor de siete y fueron el último equipo desde la temporada de 2010 que ganó los dos últimos encuentros de las Finales.
Los Ángeles Lakers lo consiguieron ante los Celtics de Boston para conseguir su decimosexto título de liga.
Además, el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, que consigue su segundo título de Liga como entrenador, superó al legendario Pat Riley como el que más triunfos de la fase final tiene en la historia del equipo al llegar a las 50-29.
El veterano ala-pívot Tim Duncan con un doble-doble de 24 tantos, 12 rebotes, cuatro asistencias fue el líder del ataque de los Spurs, que perdieron el primer título de los cinco que han disputado desde la temporada de 1999.
El juego estuvo siempre peleado y muy cerrado, aunque el conjunto de Miami logró salir con algún tipo de ventaja en los primeros tres cuartos.
Hasta que en el último cuarto Heat comenzaba a sacar ventaja, pero Spurs renunciaba a tirar la toalla. En los segundos finales, Duncan falló un tiro de dos que pudo empatar el juego y eso acabó con el juego, LeBron se encargó de ponerle su broche de oro para seguir reinando en la NBA.

Miami (EE.UU.)/EFE

Ver comentarios