Enviar
El referente tico
Celso Borges vive su gran momento en la selección y en su equipo

Cristian Williams
Enviado especial
[email protected]

San Pedro Sula, Honduras- En el fútbol goles son amores, y si no que lo diga el mediocampista Celso Borges, quien con goles se gana el respeto y la admiración de los costarricenses, los noruegos y hasta de los hondureños.
Para el juego de hoy la marca de los catrachos no está centrada en Alvaro Saborío ni en Walter Centeno, sino que todas las miradas apuntan a Celso Borges, no solo por ser el hijo del ex seleccionador nacional Alexandre Guimaraes, sino porque ha sido el mejor tico durante las eliminatorias.
“Las cosas me están saliendo bien, no sé si es mi mejor momento o no, porque siempre he disfrutado del fútbol y me gusta jugarlo. Ahora por los goles es que me ven más, pero es un análisis muy corto”, expresó el futbolista.
Los buenos comentarios que recibe en estos días tanto en Costa Rica como en Noruega, no le distorsionan su personalidad y mucho menos los objetivos, por eso asegura que siempre trata de dar lo mejor.
Lo de los goles, más allá de ir acompañados de un trabajo constante, son parte de un reto personal y de una propuesta que le hicieron, tanto Rodrigo Kenton como el entrenador del Fredistack.
“Estoy anotando más porque tengo un reto, ellos me han pedido que llegue al área, eso me gusta, me acerca al gol, así se juega a nivel internacional. Así sumo más goles, esa es la meta”, contó.
Sobre el juego de esta noche, dijo que no hay favoritos, pero que Costa Rica saldrá a ganar y que la mentalidad está fija en sacar ese resultado positivo.
“Costa Rica en general hace las cosas bien, estamos en primer lugar y queremos seguir. Falta mucho, la hexagonal está pareja”, amplió Celso, quien detalló que este tipo de partidos son lindísimos de jugar.
Ver comentarios