El Monumental decide
En el primer duelo entre Boca y River reinó el control, el juego duro, para este ambos equipos deberán apostar más por el fútbol ofensivo. AFP/La República
Enviar

El Monumental decide

River Plate y Boca Juniors se enfrentan en el partido de vuelta de la Sudamericana

River Plate y Boca Juniors definirán hoy en la serie superclásica del fútbol argentino el segundo finalista de la presente edición de la Copa Sudamericana.
Tras el empate sin goles en el estadio La Bombonera la definición de la llave quedó abierta para los últimos 90 minutos en el Monumental.

201411262324450.a22.jpg
El equipo millonario, que dirige Marcelo Gallardo, llega a este encuentro tras perder el liderato del torneo local en manos de Racing Club.
El agotamiento físico y algunos resultados adversos le han impedido a River alcanzar un final de semestre que despertó ilusión con las posibilidades, que todavía están intactas, de coronarse tanto a nivel local como internacional.
Con muchos titulares que tuvieron descanso el domingo en la derrota ante Racing, el técnico Gallardo mantuvo la apuesta firme en el juego ante Boca.
Con respecto al once titular del jueves pasado en La Bombonera realizará dos cambios.
El ingreso del defensa titular Germán Pezzella por el lesionado Jonathan Maidana y la vuelta del delantero uruguayo Rodrigo Mora por Giovanni Simeone.
Mora, que sufrió una inflamación abdominal en la antesala del primer partido ante Boca, demostró una evolución en los últimos días que le permitió volver a estar en consideración del cuerpo técnico millonario para este trascendental partido.
La tiflitis estuvo cerca de llevar al uruguayo al quirófano pero un tratamiento de dieta acompañado de medicamentos permitió no solo evitar la operación sino también dejarlo listo para jugar ante Boca.
En el banco de relevos volverá a estar Fernando Cavenaghi, que el domingo tuvo sus primeros minutos luego de cinco meses de inactividad.
“Frente a Boca era la apuesta fuerte que teníamos por eso opté el domingo por rotar los jugadores. Este superclásico es el gran partido que todos queremos jugar”, dijo Gallardo.
Por el lado de Boca Juniors, el técnico Rodolfo Arruabarrena hace dos semanas que se quedó sin posibilidades en el campeonato local y apostó todo por lograr la tercera Copa Sudamericana para las vitrinas del club, tras las conquistas de 2004 y 2005.
Luego de un triunfo por 3-1 ante Independiente el domingo con un equipo integrado por mayoría de suplentes, el técnico de Boca se centró de lleno en este trascendental duelo ante el histórico rival.
En relación a la alineación titular del encuentro de ida, “el Vasco” deberá hacer una modificación obligada por la lesión del delantero Juan Manuel Martínez.
El entrenador mantiene dos alternativas para jugar en lugar del “Burrito”, aunque ambas implican un cambio de esquema (4-4-2) reforzando el mediocampo y dejando en ofensiva a Jonathan Calleri y Andrés Chávez.
El chileno José Fuenzalida es la opción más firme, aunque Federico Carrizo, de buena actuación el domingo ante “el Rojo”, aparece como la otra alternativa.
“Iremos a la cancha de River a hacer nuestro partido. Esto es un grupo y, mal o bien, las cosas las hemos sacado adelante como equipo. Yo destaco el compromiso de los muchachos, como así también la intensidad y la actitud positiva”, enfatizó Arruabarrena en la previa.
El historial internacional del superclásico argentino se resume en 25 encuentros, 22 por Copa Libertadores, dos por Supercopa Sudamericana y el del jueves pasado por Copa Sudamericana.
En el total, Boca suma diez triunfos contra seis de su eterno rival y nueve empates.
Sin embargo, solo tres veces tuvieron un cruce directo como el que animarán en las semifinales de la Copa Sudamericana, y en las tres el equipo victorioso fue Boca.
En los cuartos de final de la Supercopa Sudamericana de 1994, el equipo xeneize pasó luego de la tanda de penaltis.
En la misma instancia de la Copa Libertadores de 2000, Boca logró un 4-2 global, mientras que en la semifinal del mismo torneo en 2004 el ganador fue el mismo otra vez con la definición por penaltis.

Buenos Aires/EFE

Ver comentarios