Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



CANDILEJAS


El misterio de los huetares

Candilejas [email protected] | Viernes 16 octubre, 2015



La Atlántida, Platón, y nuestros primeros huetares estarían relacionados por las estrellas del cosmos, sugiriendo un comercio entre nuestra civilización precolombina -como una de navegantes de largas distancias- y el resto del mundo; levantando inquietudes de quién “descubrió” a quien, y, sobretodo, haciendo tambalear la arqueología oficial de lo aprendido hasta ahora.
Esta es la hipótesis que ha lanzado el sociólogo y  antropólogo Ivar Zapp, quien fuera profesor de la Universidad de Costa Rica e investigador sobre la función de las esferas de piedra costarricenses.

Según él, estos monolíticos son la mejor prueba de que nuestros antepasados huetares fueron navegantes de largas distancias, además, dice, los museos de Jade, del Oro y el Nacional están “repletos  de objetos arqueológicos que hablan de una civilización marítima.
Es totalmente inaceptable que este legado sea atribuido a una organización de cacicazgos cultivadores de maíz ”.
Por ejemplo, Zapp considera que las mesas de piedra circular encontradas en Guayabo, Turrialba, no son elementos de ocultas ceremonias indígenas, sino que tienen una función similar a las primeras brújulas encontradas entre los chinos antiguos.
Otro de sus estudios interpreta la posición de las esferas de piedra halladas al sur del país, indicando que sus constructores conocían el Norte magnético del Planeta, la posición sería un “compás” que apunta hacia el Polo Norte y otras direcciones. En ese sentido, algunas de las esferas apuntan hacia la Isla del Coco, Islas Galápagos e Isla de Pascua.

¿Erá esto suficiente evidencia para dar credibilidad a la hipótesis de que nuestros antiguos huetares fueron una civilización marítima de largo alcance?
Los arqueólogos especialistas en esferas, Francisco Corrales e Ifigenia Quintanilla lo desmienten. Según Quintanilla, “las esferas no están vinculadas a los huetares, porque éstas provienen del sur del país, mientras que los huetares se asentaron en el Caribe Central y en el Valle Central”.
Agudiza el misterio una imagen satelital tomada en el 2005 sobre el sitio arqueológico de Guayabo. La foto muestra una calzada subterránea con una ruta de 380 km evidenciando puentes colgantes sobre el cruce de cada río. Tal ruta parte de Guayabo, pasa por Puerto Viejo, Limón, y se introduce en Talamanca.

Entonces, ¿estamos realmente ante una civilización marítima huetar desconocida? Sigue sin comprobarse.Lo que sí puede desprenderse de esta novedad es que el Norte magnético del Planeta señalado por la posición de las esferas nos recuerda la Historia Clásica que habla de aquella civilización marítima descrita por Platón en su diálogo “Critias”, esa civilización
sería nada más ni nada menos que una sola: la Atlántida.

Ricardo Sossa y Carmen Juncos
Editores jefes

[email protected]