Enviar

El deporte no es jugando

Sin chequeos médicos miles de atletas están expuestos a la muerte

Luis F. Rojas
[email protected]  

El deporte es salud. Esta frase etiquetada ha pasado de generación a generación con un sello de indiscutible garantía, pero cada vez que vemos en la televisión a un deportista desplomarse y morir se abre la interrogante: ¿Qué no se está haciendo bien?
Surgen entonces las comparaciones. Si un profesional de máximo nivel como Antonio Puerta, lateral del Sevilla y de la selección española, fallece de esta forma a pesar de los rigurosos chequeos médicos que supuestamente ha recibido, ¿a qué nos exponemos quienes practicamos deporte en otros niveles?
Está claro que el problema no es solo de Costa Rica. Tras la muerte de Puerta, el director del Instituto Alemán de Investigaciones Circulatorias y Medicina Deportiva, Hans-Georg Predel, consideró que hay “lagunas” en las revisiones médicas a los futbolistas.
“En muchas disciplinas deportivas no se hace lo suficiente para minimizar casos como el de Puerta. La falta de una buena previsión médica es un gran problema en el deporte de elite”.
Tras la muerte del camerunés Marc Vivien Foe durante la Copa Confederaciones de 2005, la Fifa y el Comité Olímpico Internacional se reunieron para coordinar un protocolo para los deportistas que funciona mediante un cuestionario especial con el que se interroga al atleta, y en función de los resultados se pasa a las pruebas, “que son un electrocardiograma de reposo, una prueba de esfuerzo y un ecocardiograma”, detalló Willy Gálvez, médico del Saprissa.
Estos exámenes, que el equipo morado los realiza en el Hospital Cima, tienen un valor de unos ¢150 mil por jugador, según Gálvez, lo que implicaría unos ¢3,3 millones para una planilla de 22 jugadores.
¿Cómo hacen los equipos pequeños? El directivo Fernando Villalobos, de Carmelita, asegura que el médico del club realiza un electrocardiograma al inicio de temporada como parte de sus funciones, sin costo adicional.
Gálvez recalca que la realización de estos exámenes es fundamental para minimizar el riesgo de una muerte súbita, aunque reconoce que no se puede garantizar en un 100% que no se dé.
Saprissa aprendió bien la lección después del susto que se llevaron con su ex jugador Juan Bautista Esquivel, quien se retiró del fútbol a tiempo por problemas cardiacos.
Gálvez reconoce con honestidad que el diagnóstico de Esquivel fue casi accidental, pero condujo hacia la decisión de asumir con más seriedad el asunto. “Los exámenes que hacíamos antes de este caso eran más superficiales, soy honesto, pero desde entonces las cosas cambiaron”.
Y entre menos recursos, más complicada resulta la realización de chequeos rigurosos en deportes menos favorecidos por televisoras y publicidad.
Jorge Arias Tuck, uno de los jugadores más emblemáticos del baloncesto nacional nos cuenta que en sus 25 años de practicar este deporte puede asegurar que los cuidados han sido mínimos.
“En todo ese tiempo solo recuerdo una vez, jugando para la Universidad Internacional de las Américas, que nos llevaron a una clínica para practicarnos una prueba de esfuerzo y un examen”.
Lo demás, según Arias, ha sido algún doctor que les escucha un poco el corazón y tal vez les realiza otras pruebas, y sobre todo recientemente tras una recomendación de la federación en ese sentido.
Arias reconoce que a pesar de la muerte súbita hace pocos años del jugador Stephen Macdougall, los equipos no se han preocupado demasiado… “ni los jugadores tampoco”.
“Yo siento que esa responsabilidad nunca la tomó uno. Nunca he visto a ningún jugador decir que no juega un campeonato si no le practicaban un examen o que vaya al Seguro a hacérselos”.
El atletismo no se queda atrás. Sergio Molina, entrenador de atletas de alto rendimiento, dice que es fundamental que los deportistas se realicen un test de laboratorio y de campo para verificar la capacidad cardiovascular y respiratoria y el comportamiento del corazón hacia el ejercicio.
Pero Molina va más allá de los exámenes. “Puede ser que una persona tenga problemas congénitos, pero también los problemas se pueden dar por sobrecarga de entrenamiento y hasta por uso de sustancias prohibidas”.
Molina reconoció que en ese sentido es mucho el riesgo que puede estar tomando una persona que hace ejercicio en un gimnasio sin haberse practicado el chequeo médico, y también los miles que corren los domingos en las competencias de calle.
Desde hace unos 15 años funciona en el Hospital San Juan de Dios una unidad de Medicina en el Deporte, donde los atletas pueden pasar a hacerse chequeos y a cargo del doctor Gerardo Murillo Cuza.
“Tiene 23 años de estar funcionando, aunque muchos dirigentes no sepan sacarle provecho. Fue el primer centro de medicina del deporte que se inició en el país y por aquí han pasado equipos y selecciones, además de atletas, incluida Claudia Poll”, aseguró Murillo.
Actualmente, todas las ligas menores del Alajuelense se realizan las evaluaciones físicas ahí, donde dicen tener los ergómetros más modernos en el mundo. Según Cuza, cualquier atleta que esté asegurado puede acudir a realizarse las pruebas, evaluaciones y tratarse lesiones deportivas.
“El aprovechar o no esta posibilidad es una cuestión del interés que ponga el dirigente en estos casos”, aseguró el galeno, quien reconoció que algunos equipos de fútbol tienen problemas en hacerlo, debido a las deudas que tienen con la Caja.
Volviendo al fútbol, si en la primera división las medidas de prevención no son muy drásticas, en las otras ligas (Ascenso, Anafa, etc.) la situación se puede decir que está por la libre.
Yenori Morales, periodista de la Liga de Ascenso en la que participan 23 equipos, afirmó que en la fórmula de inscripción de los jugadores se pide un dictamen médico, pero que es muy general.
“Cada equipo toma las prevenciones del caso, entiendo que hay clubes como Saprissa de Corazón que practica electrocardiogramas”, expresó la periodista.
Gálvez manifestó que sería ideal que en todos los deportes se exigieran exámenes antes de una competencia, como se hace por ley en Italia.
Mientras tanto, el galeno recomienda a jugadores y atletas de todas las disciplinas y a las personas en general, que la mejor defensa es la personal: “Si alguien siente síntomas o molestias, que son los principales avisos de que algo está mal, siempre consulte a un médico; eso no es algo institucional o de un equipo, sino personal y le puede salvar la vida”.





¿Cuánto vale?

• En el caso de las enfermedades del corazón los ecocardiogramas son lo mejor, ya que son como un ultrasonido del corazón.
• Consultados los precios de esta prueba en el Hospital Cima, tienen un valor de ¢48.400, mientras que el electrocardiograma cuesta ¢20.700.
• Aproximadamente, de hacérselos en ese lugar, los equipos deberían pagar unos ¢70 mil por jugador.
• Es decir, más de ¢1,5 millones por 22 jugadores, ojalá dos veces por cada campeonato.




Interés personal
Siga los siguientes consejos:

• Cada deportista debe analizar las demandas de su deporte antes de decidir el esquema de entrenamiento.
• La intensidad y la carga de este deben ser adaptadas de forma individual en función del nivel técnico y de la condición física de cada quien.
• Todas las actividades encaminadas a mejorar la forma física (por ejemplo después de un periodo largo de inactividad) deben realizarse de manera progresiva.
• Si sufre alguna dolencia cardiaca o cualquier enfermedad grave, consulte a su médico antes de realizar un programa de ejercicios.

Fuente: Internet Centro de Medicina del Deporte. Madrid




Muchos mueren
Algo pasa con la muerte que ronda los estadios de fútbol en los últimos días:

Ecuador
El sábado pasado murió el joven de 21 años, John Jairo Nazareno, 20 minutos después de haber concluido el partido en el que alineó por su club, Chimborazo, en la ciudad andina de Riobamba.

Inglaterra
El 20 de agosto, en Londres, murió Anton Reid, jugador del club Walsam de la tercera división del fútbol inglés, durante un entrenamiento. Tenía apenas 16 años.

Israel
Cinco días después fue Chaswe Nsofwa, futbolista de 25 años, nacido en Zambia, y quien jugaba para el equipo israelí Hapoel Be’er Sheva, quien cayó durante un entrenamiento.

España
Antonio Puerta, jugador del Sevilla sufrió un ataque cardiaco en pleno partido contra el Getafe, el sábado 25 de agosto. Todos estos dramáticos acontecimientos vividos en los últimos días, se suman a otros que no logramos borrar de la mente, como el de Marc-Vivien Foe, en junio de 2003 y el de Paulo Sergio Oliveira da Silva (Serginho), el 26 de octubre de 2004. 

Ver comentarios