Enviar
El crack del Barça, no de Argentina
Los reclamos a Messi por su bajo rendimiento vistiendo la camiseta albiceleste no paran, aunque el futbolista promete mejorar

Dinia Vargas y EFE
[email protected]

Es el Mejor Jugador del Año, el ganador del Balón de Oro, el crack del Barcelona y aunque parece que todo gira perfectamente bien, como cuando conduce el balón con sus tacos, eso no es así. El argentino Lionel Messi tiene una cuenta pendiente, él la conoce y la acepta, no ha podido convertirse en la figura de su selección.
Su desempeño con el conjunto argentino deja mucho que desear, está a miles de kilómetros de lo que muestra con su club y eso hace que la prensa y aficionados no estén del todo contentos con la superestrella.
Messi arribó ayer a su país para pasar Navidad y Año Nuevo con su familia en Rosario y antes de ser aplaudido e interrogado por todos los éxitos que cosechó en este brillante año con su equipo, esto quedó en un segundo plano y las consultas se basaron en su flojo nivel en el combinado que dirige Diego Armando Maradona.
“Yo hago el mismo esfuerzo en la selección, si no conseguí más hasta ahora no es porque no quiera, por supuesto. Ojala pueda levantar mi rendimiento en la selección, es lo que más quiero”, respondió la “Pulga” ante los fuertes cuestionamientos.
Argentina clasificó al Mundial dejando muchas dudas y en los partidos amistosos que ha jugado después de lograr el boleto las interrogantes en lugar de disminuir, aumentan cada vez más.
Leo se mostró consciente ante su bajo nivel y él es su propio crítico frente a lo que sucede cuando se pone la camisa albiceleste, “yo soy el primero que quiere dar más, rendir mejor. No estoy dando todo no porque no quiera sino porque no me salen las cosas”.
Sin embargo, el astro del Barça sabe que existe una solución para volver a ganar la simpatía de la prensa y aficionados, “todo se soluciona haciendo un muy buen Mundial”, misión número uno del mejor futbolista del mundo para 2010.
Otra preocupación de Messi es el rechazo que desató entre los hinchas del Estudiantes de La Plata su festejo del gol con el que el sábado pasado le dio al Barcelona la victoria (2-1) en la final del Mundial de Clubes, el sexto título logrado este año por el club español.
“Festejé como tenía que hacerlo con un gol de esa importancia. Yo juego para el Barcelona y nadie lo tiene que tomar como algo en contra de Estudiantes”, se excusó.
Para Messi todos sus títulos obtenidos este año con el equipo catalán solo serían superados si en 2010 consigue ganar el Mundial con su selección, una tarea que por el momento parece la más complicada de todas.


Del Potro vence a Messi

Es claro que el Lionel Messi no las tiene todas consigo en su país y una clara evidencia de eso es que el tenista Juan Martín Del Potro le ganó ayer el premio al mejor deportista argentino de 2009.
Del Potro desató la locura en su país meses atrás cuando venció al suizo Roger Federer en el Abierto de Estados Unidos, cuarto torneo Grande de la temporada del ATP y eso fue más que todos los títulos y reconocimientos obtenidos por Messi.
El oriundo de la ciudad de Tandil, de 21 años, coronó con el “Olimpia de Oro” un brillante año en el que, además del US Open, ganó los torneos de Auckland y Washington, y fue finalista en el torneo de Maestros de Londres.
Por debajo del tenista quedaron Messi, múltiple campeón con el Barcelona y elegido mejor futbolista del mundo por la FIFA; la jugadora de hockey sobre césped, Luciana Aymar, designada por sexta vez mejor jugadora del mundo a principios de este mes, y el golfista Ángel Cabrera, vencedor del Masters de Augusta (primer Grand Slam de la temporada).
Entre los restantes 38 ganadores de los “Olimpia de Plata” se destacaron el futbolista Juan Sebastián Verón, el baloncestista Luis Scola, el piloto José María López y el boxeador Omar Narváez.
Ver comentarios