Enviar
Lunes 3 Marzo, 2014

El aprovechamiento térmico de biomasas residuales agroindustriales no es cosa de juntar y quemar, sino que se requiere de conocimiento e inventiva


El congreso de energía y materiales (1)

El Segundo Congreso Nacional sobre Fuentes Alternativas de Energía y Materiales se llevó a cabo los días 19, 20 y 21 de febrero en las instalaciones del Cenat.
Esta actividad lleva el nombre del Dr. Adrián Chaverri Rodríguez, quien apercibía a estudiantes de química y de ingeniería química a buscar fuentes alternativas al petróleo para las necesidades de generación de energía y materias primas.
Biomasas es una palabra de moda en las declaraciones de Araya y Solís, con respecto a la diversificación de la matriz energética del país. Es peligroso que crean (o sean inducidos a creer) que la potencialidad energética de las biomasas agrícolas residuales sea mágicamente una realidad cotidiana a partir del 6 de mayo.
El aprovechamiento energético de estos biomateriales requiere de investigación, desarrollo y una buena cantidad de innovación.
El Dr. Róger Moya Roque de la Escuela de Ingeniería Forestal del ITCR inauguró la actividad con la conferencia titulada “Posibilidades de industrialización de la biomasa lignocelulósica para la generación de calor en Costa Rica”. En esta conferencia inaugural se discutieron no solo los resultados de sus investigaciones en aspectos físicos y químicos de biomasas residuales forestales (composición química, poder calórico, densidad aparente, etc.), sino también disponibilidad real, usos potenciales no energéticos y transporte, desde las zonas de generación hasta los sitios de utilización.
Sobre este último asunto, el investigador discutió aspectos técnicos que no parecen ser del conocimiento del público, de figuras políticas y sus asesores, como tipo de vehículos necesarios (más allá del camión ganadero) y rutas por las cuales estos vehículos pueden transitar.
Como se ve, el aprovechamiento térmico de biomasas residuales agroindustriales no es cosa de juntar y quemar, sino que se requiere de conocimiento e inventiva.
Otro asunto muy interesante fue la participación del Ing. Fernando Rojas González de PalmaTica, en la mesa redonda titulada “Aprovechamiento energético de biomasas agrícolas residuales”.
Rojas discutió una serie de barreras técnicas que aparecieron en el uso de sus residuos lignocelulósicos, tales como desgaste de equipo por fricción contra las biomasas utilizadas, corrosión por efecto de la composición química de los gases de combustión generados, emisiones, etc.
Lo más importante fue no solo prevenir a técnicos sobre cuales tipos de inconvenientes deben preverse y solucionarse, sino la implícita victoria de los técnicos de la Empresa que les permite autoabastecerse de energía térmica y eléctrica. Algo así como decir, ¡Sí se puede!
Para los interesados en conocer más sobre los trabajos presentados en el congreso, pueden encontrar los resúmenes en la dirección electrónica www.quimica.ucr.ac.cr/prifae y una vez dentro, guiarse por los enlaces a Segundo Congreso. La mayoría de las presentaciones en formato PowerPoint estarán también disponibles.

Julio F. Mata Segreda

Catedrático Humboldt 2006, UCR