Leiner Vargas

Leiner Vargas

Enviar
Martes 3 Junio, 2014

Nuestra institución de Seguridad Social es, y deberá seguir siendo, nuestra joya más preciada en honor a la vida


Reflexiones

El ciclo de la vida

El regalo más precioso que tenemos los seres humanos es la vida, vivir una larga y buena vida, tal como dice el economista y premio nobel Amartya Sen, es el objetivo principal que tiene todo individuo y que en su contexto social se resume en la maximización del bienestar social. Es por eso que la trayectoria al desarrollo no es lineal y mucho menos imitable entre las sociedades. La vida es una experiencia cotidiana que algunas veces pasa mientras esperamos resolver los conflictos del ayer o pensamos en las aventuras del mañana.
Ciertamente, existen momentos clave para los seres humanos, su nacimiento, que marca la presencia en un hogar y que determina su vínculo social y las fases tempranas de su desarrollo, la vida en pareja que culmina con el desarrollo de una familia, el nacimiento de los hijos que son esencialmente una extensión de su alma y de su espíritu, la muerte de sus progenitores, que desencadena los temores clásicos del ser humano y de su existencia. El ciclo de la vida que nos permite ser, crecer, vivir y morir; mostrando nuestras virtudes, nuestros temores y nuestras debilidades como raza humana.
Como decía nuestro líder histórico José Figueres Ferrer, la vida es una lucha sin fin. El viaje que se disfruta en tanto su trayectoria y no en su resultado, que es esencialmente lo opuesto a la vida.
Trascender en lo hecho, lo dicho, lo vivido y lo compartido, es quizás el objetivo más loable que puede tener un ser humano, elemento que no depende necesariamente de su nivel educativo, sino más bien de su espíritu de aventura y su capacidad para comprender su misión.
Entender a tiempo nuestro papel en este proceso de vida es quizás la meta privilegiada que los hombres y mujeres adquieren con la sabiduría, que si bien llega con la edad, no es necesariamente una condición ni un resultado de la misma.
Vivir mucho y vivir bien es un objetivo social para lo cual no se necesita solamente de una riqueza material, elemento indispensable en nuestra sociedad capitalista, sino también de comprender y participar del entorno social, comunal y familiar.
Vivir e interactuar pasa por saber entender que nuestra libertad termina donde comienza la de los otros, saber entender nuestra naturaleza y el ecosistema a nuestro alrededor y respetar y respetarnos, que es la única forma de construir juntos la patria que aspiramos.
Con las anteriores reflexiones quiero agradecer al equipo de guardias médicas, enfermeras, auxiliares y en general, a todo el personal del hospital Carlos Luis Valverde Vega de San Ramón de Alajuela por las atenciones y la colaboración brindada en el nacimiento de Luciana, así como a mi pareja Diana.
Son un ejemplo de lo que representa nuestra institución de Seguridad Social, que es, y deberá seguir siendo, nuestra joya más preciada en honor a la vida.

Leiner Vargas Alfaro
www.leinervargas.com