El amarillo sí destiñe
Luis Diego Cordero no aportó mucho, fue presa de Roberto Segura, en duelo en que Puntarenas salió vencedor del Ricardo Saprissa.www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

El amarillo sí destiñe

Puntarenas le pasó por encima a Saprissa y sacó un triunfo que sabe a gloria

Si el morado no destiñe, todo apunta que el amarillo, color del nuevo uniforme del Deportivo Saprissa, sí lo hace, ya que en su “debut” lo recibieron con una derrota y en el mismísimo estadio Ricardo Saprissa.

201304032333540.a44.jpg
La fiesta que los “morados” querían montar para presentar su tercer uniforme, pintaba mal, sobre todo porque los aficionados les dieron la espalda y acudieron a su estadio en una regular cantidad.
Ya sobre el partido, pese al golazo de Jordan Smith, de esos que hay que ver una y mil veces y de los que por tiempo se hablará, no bastó para que Puntarenas, que hizo un gran juego, no se llevara la victoria por 3 a 2.
En la primera parte Saprissa llegó a buscar el triunfo, jugó para eso y se encontró con un rival ordenado atrás, aplicado en la marca y que de cuando en vez intentaba contragolpear sin mayor peligro a la meta de Adrián de Lemos.
Saprissa era más, intentaba llegar a la meta de Carlos Díaz, con balón dominado, paredes, centros y hasta remates de media distancia, algo atípico en el balompié nacional, pero que los morados tienen como alternativa.
Cuando ya se jugaba tiempo de reposición y con el 0 a 0 los dos equipos ya se aprestaban para irse al descanso, llegó la joya de la noche. Smith recibió la pelota, se la acomodó, y soltó un obús, desde unos 45 metros, que se incrustó en el ángulo de Díaz. Golazo.
Pero en la complementaria todo cambió, o Puntarenas adelantó líneas o Saprissa perdió vocación ofensiva, lo cierto es que pasó a dominar las acciones, destacando la picardía del guatemalteco Angelo Padilla.
Y fue el chapín quien se encargó de igualar, al rematar desde fuera del área y con un ligero desvío de Douglas Sequeira, vencer a De Lemos para el 1 a 1, que fue el inicio de grandes cosas.
Diez minutos más tarde, al 68, Puntarenas, gracias a una defensa muy mala en la marca, se adelantó, luego de un tiro de esquina, nadie despejó y entró en solitario Roberto Wong para de cabeza poner el 2 a 1.
Duro poco, porque Cristian Lagos, con salto espectacular, conectó un centro de Diego Estrada para el 2 a 2, que levantó a la afición local de sus asientos y los hizo pasar de la rechifla al aplauso.
Pero Puntarenas iba a ganar y no dio tiempo de nada, porque solo un minuto después, cuando todavía algunos se abrazaban, Padilla, la figura porteña, se la puso a Daniel Quirós, quien tocó con lo justo para el 3 a 2.
Por más que Saprissa presionó no se pudo, no le alcanzó y una vez más, la Cueva no sirvió de mucho.

Cristian Williams
[email protected]
 

Ver comentarios