Logo La República

Lunes, 21 de septiembre de 2020



NOTA DE TANO


El periodismo requiere una pizca de valentía

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 04 agosto, 2020

hombre de traje

Gracias, Tano.

Gaetano me ha permitido el honor de usar su columna. Un privilegio para quien creció leyendo a Gapari con su genial “Así los vimos”, fuente de inspiración en mi camino hacia el periodismo.

Le pedí el espacio para agradecerle por sus elogiosos comentarios hacia mí, en una época donde es extraño éstas acciones entre colegas.

Lea más: Página de oro del periodismo deportivo

Eso retrata a Tano, profesional valiente y directo pero generoso, cuando tiene que reconocer lo que, a su entender, son los méritos de otro. Pandolfo es un gran periodista, a quien la vida me dio la oportunidad de acompañar en una sala de redacción por poco tiempo, aunque la empatía y el aprendizaje se quedaron para siempre.

Así que paso por aquí a agradecerle, en un momento en que le llueven palos por “atreverse” a aplaudir mi participación en recientes publicaciones sobre el tema Herediano-Grecia.

En una situación donde la mayoría de los periodistas prefieren hacerse de la vista gorda, por motivos válidos a veces e injustificables en otras, Tano ha tenido el valor de opinar, a costa de que le caigan sapos y culebras desde las redes sociales.

Le he dado las gracias por ese acto solidario, e igual le he dicho - y también por eso la razón de esta columna- que Antonio Alfaro y su sección Deportiva en La Nación tienen tanto o más mérito en las investigaciones publicadas.

Lea más: Pablo Salazar: ¿víctima indirecta del conflicto?

Alfaro, periodista íntegro y serio, asumió la tarea junto a mí de intentar desvelar algunos de los males del fútbol local. El resultado está en blanco y negro, entre las páginas de La Nación. Para algunos, como Tano, pueden ser trabajos edificantes. Para otros, un poco de basura digna de la hoguera.

Para Antonio y para mi, han sido compromisos ineludibles con una profesión que requiere una pizca de valentía y menos ji ji ji con las fuentes. Muchas críticas y elogios provienen de gente que ni siquiera sabe el porqué de ellas. Igual nos crucifican que beatifican por los castigos a la gente del Herediano.

Pero a ninguno nos mueve otro fin más allá que el ejercicio de un periodismo próximo a la verdad, respaldado en pruebas y lejos del chismorreo. Lo de Tano lo aceptamos como el guiño del maestro a la tarea cumplida. El tiempo y los Tribunales, por donde también tendremos que pasar Antonio y yo, terminarán de escribir la historia.

Escrito por Amado Hidalgo.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.