Enviar
¡El penta está cerca!

Saprissa se quitó de encima a un mutilado Pérez Zeledón

Cristian Williams
[email protected]

Una expulsión prematura, dos goles, un empate y luego la remontada, son elementos que le dieron vida al duelo entre Saprissa y Pérez Zeledón, que al final terminó con triunfo morado por 4 a 2 y el pase a la gran final del campeonato nacional.
Saprissa tuvo fácil el juego y lo complicó por una actitud mental del jugador costarricense de relajarse cuando debe liquidar. Eso casi le cuesta caro, pero antes de lo pensado puso las cosas en su lugar.
Pérez Zeledón fue un rival digno y solo eso, le faltó más, más para dar un paso y de verdad cruzar el río y generar una verdadera sorpresa, más allá que desde el minuto 7 se quedó con un jugador menos.
También sufrió con la ausencia por lesión de Roberto Segura, ya que Jeaustin Campos se percató de que con Luis Stewart Pérez y Róger Fallas, tenía terreno fértil para hacer daño.
La parte izquierda fue el talón de Aquiles de los generaleños y por allí se coló Armando Alonso para en un pique corto dejar rezagado a Fallas y a los 13 minutos servirle en bandeja a Walter Centeno para que abriese el marcador.
Ya no estaba Quesada, quien posiblemente hubiese estado cerrando a la llegada de Centeno. Tampoco apareció Pérez, a quien su vocación ofensiva le impidió cumplir con el rol defensivo de un lateral.
Alpízar, Arrieta, Celso y Barrantes tuvieron oportunidad de aumentar en un juego que era dominado por completo por Saprissa ante un rival que con diez jugadores se vio disminuido en exceso y sin alternativas para reaccionar.
Así llegó la segunda anotación al 26 tras un centro pasado de Barrantes, nadie atinó a rechazar, Alpízar llegó al cierre y de taquito se la dejó servida en bandeja a Andrés Núñez, quien fusiló a Dexter Lewis para el 2 a 0.
El juego estaba para golear, pero allí apareció lo malo para los morados, que se relajaron, bajaron el ritmo, se olvidaron de que estaban en un deporte colectivo y comenzaron a intentar hacerlo muy individual, algo que no lastimó a los generaleños.
En el medio tiempo Carlos Restrepo reordenó a su equipo y lo mandó a cumplir con dignidad, cerrando los portillos y así sacar la goleada de las posibilidades, algo que cumplió a la perfección.
Pero se dieron cuenta de que los morados ya estaban más metidos en la final que en el partido y se atrevieron a dar un paso adelante, sobre todo con el ingreso de Jewisson Bennet, quien motivó a sus compañeros a ir por el “milagro”.
Bennet se adueñó de la pelota y mientras en la grada silbaban su trabajo, él gestaba el empate. Primero al llevar la pelota hasta un solitario Luis Venegas quien fusiló a Keilor Navas y luego, al minuto 63, anotando de cabeza ante centro de Marco Hernández.
Los morados despertaron, se acordaron que para llegar a la final debían ganar y reaccionaron, para solo 4 minutos más tarde poner el 3 a 2 con tanto de Celso Borges al rematar en solitario un tiro de esquina ejecutado por Centeno.
Luego vino Armando Alonso, aprovechando centro del homenajeado Ronald Gómez, quien sentenció con el 4 a 2, lapidario y merecido para el equipo que fue más y que ahora sí, puede pensar en el pentacampeonato.


Los banquillos

Jeaustin Campos (Saprissa)
Desde el primer minuto tuvimos opciones de marcar, generamos las ocasiones, tuvimos buena posesión de la pelota para generar más y mejores opciones.
Tras los dos goles comenzamos a manejar la pelota como estaba planeado, pero se dio una reacción mental inconciente, nadie se echa para atrás por gusto, pero hubo fortaleza mental para recuperarse y anotar rápido. Eso es muy positivo, sólo lo hace la experiencia y un equipo con temple

Carlos Restrepo (Pérez Zeledón)
Resignamos las posibilidades de haber peleado un poco más con lo que teníamos. Al equipo le costó la expulsión, no la asimiló muy bien, nos descuadernamos, nos llegaron los dos goles y no reaccionamos, no tomamos la pelota.
Tras el descanso el equipo se acomodó y con 10 jugadores intentamos hacer fútbol, logrando empatar, pero llegaron los errores de marca individual, fallaron las marcas personales y eso lo aprovechó Saprissa.
La expulsión es determinante para la derrota, al quedarnos con 10 fue determinante para perder, con un hombre menos es demasiado en el estadio de Saprissa.


Síntesis

4 Saprissa: Keilor Navas, Víctor Cordero, Randal Porras, Jervis Drummond, Michael Barrantes (Alonso Solís al 57'), Andrés Núñez, Celso Borges (Fernando Paniagua al 79'), Walter Centeno, Armando Alonso, Jairo Arrieta (Ronald Gómez al 68') y Alejandro Alpízar D.T. Jeaustin Campos.

2
Pérez Zeledón:
Dexter Lewis, Rodrigo Salomón, Freddy Fernández, Róger Fallas (Marco Hernández al 37'), Luis Venegas. Luis Stewart Pérez (Jewisson Bennet al 53'), Diego Gallo, Keilor Quesada, Tirso Guío, Luis Lara y Diego País. D.T. Carlos Restrepo.

Goles: 1-0 Walter Centeno al 13, 2-0 Andrés Núñez al 26, 2-1 Luis Venegas al 61, 2-2 Jewisson Bennet al 63, 3-2 Celso Borges al 67 y 4-2 Armando Alonso al 69.
Arbitro: Rafael Vega, bien.
Asistente: Alejandro Azofeifa y Juan Sánchez.
Expulsados: Keilor Quesada al 7 y Luis Lara al 73.
El mejor: Armando Alonso.
Estadio: Ricardo Saprissa, 11 a.m.
Ver comentarios