El 54% de los empresarios anticipa un alza en el tipo de cambio
“El Banco Central intervino el mercado cambiario de forma cada vez más intensa, lo que afecta las expectativas de devaluación y complica la estabilidad en el sistema ya que se disminuyen las reservas monetarias”, aseguró Rudolf Lücke, economista de la Universidad de Costa Rica. Esteban Monge/La República.
Enviar

Un 54% de los empresarios considera que el tipo de cambio se mantendrá al alza durante el tercer trimestre del año y el 18,3% considera que este indicador más bien bajará. El resto afirma que permanecerá igual.

Así lo evidenció una encuesta realizada por el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (UCR), cuya muestra efectiva fue de 458 establecimientos.

Los sectores con mayor confianza en que la moneda estadounidense subirá son: agro, comercio y construcción.

La principal consecuencia de esta percepción es un efecto negativo en la posición competitividad de las empresas, principalmente por la compras de las materias primas en el extranjero en dólares y la venta a nivel local en colones, según detallan los empresarios en el estudio.

También, un grupo de los consultados indicó que tiene préstamos en dólares o que paga alquileres en esa moneda, por lo que afecta de forma negativa el alza en el dólar las finanzas de sus empresas.

Entre los beneficiados estarán los exportadores y aquellas compañías que, si bien no exportan, venden sus productos o servicios en el país en dólares.

En lo que va del año, la intervención del Banco Central para controlar el tipo de cambio sumó $683 millones, lo que modifica las expectativas sobre el precio futuro del dólar.

“El Banco Central intervino en el mercado cambiario de forma cada vez más intensa, lo que afecta las expectativas de devaluación y complica la estabilidad en el sistema, ya que se disminuyen las reservas monetarias”, aseguró Rudolf Lücke, economista de la Universidad de Costa Rica.

Por lo pronto, se espera que el Banco Central mantenga su discurso de control en el valor de la divisa, pero hay que estar atento a los pronósticos que realice en el programa macroeconómico sobre otros indicadores, ya que pueden dar una idea sobre lo que pasará con el dólar.

“Estimo que el tipo de cambio mantendrá una tendencia al alza durante el segundo semestre, impulsado por la menor oferta de dólares en el país, el aumento en el costo de materias primas importadas, principalmente combustibles, que también podría encarecer una serie de bienes y servicios de consumo nacional”, aseguró Luis Diego Herrera, economista.

Además de estos efectos internos, existe uno externo que pone a pensar a los economistas y es el que generaría el alza en las tasas de política monetaria en Estados Unidos y la presión que podría tener eso en el tipo de cambio.

“El aumento en las tasas en Estados Unidos, una mayor factura por la importación de combustibles y un mayor premio por invertir en dólares provocarán un efecto al alza en el tipo de cambio”, aseguró Emmanuel Agüero, economista de Aldesa Valores, quien mantiene su proyección de depreciación en un 5% al cierre del año.

Las proyecciones sobre el tipo de cambio pudieron estar influenciadas debido a que la encuesta de la UCR se realizó entre el 23 de mayo y el 7 de junio, cuando este indicador alcanzó su mayor nivel.

De hecho, el tipo de cambio al que los bancos vendieron el dólar durante el periodo en que se realizó esta encuesta fue en promedio de ¢586 por dólar, mientras que respecto del trimestre anterior fue ¢568 (¢18 de diferencia).

 

 
Ver comentarios