EE.UU. promueve comercio con Panamá
Enviar
EEUU promueve comercio con Panamá

Washington -- El gobierno del presidente estadounidense George W. Bush está promoviendo acuerdos comerciales pendientes con Panamá, Perú y Colombia como una manera de que Estados Unidos y esos países compitan mejor con China.
“Si nos preocupa China, entonces estos acuerdos de libre comercio nos ayudarán a lidiar con eso”, dijo el secretario de Comercio de Estados Unidos, Carlos Gutiérrez, en un vuelo rumbo a Panamá durante un viaje de tres días que también incluye visitas a Perú y Colombia.
Los acuerdos comerciales darán a los productores de ropa, flores y otros artículos en esos países, donde los salarios son bajos, una ventaja con respecto a sus competidores en China, porque no tendrían que pagar aranceles en Estados Unidos, dijo. Los productos estadounidenses también habrían mejorado su acceso a los mercados latinoamericanos, al tiempo que Bush intenta atender el déficit comercial récord.
Estados Unidos convirtió un déficit comercial con cuatro países centroamericanos en un superávit tras la entrada en vigor de un pacto comercial con esos países el año pasado, muestran datos del Departamento de Comercio.
Los acuerdos enfrentan una perspectiva incierta, ya que algunos miembros del Congreso dicen que les quitarán empleos a trabajadores estadounidenses.
El acuerdo de libre comercio con Perú podría ser aprobado en octubre, dijo el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer. Acuerdos con Panamá y Colombia enfrentan una mayor oposición del Congreso y podrían tomar más tiempo.
Estados Unidos también enfrenta una creciente competencia de China en la región. Gutiérrez viajó a Perú el miércoles por la tarde, y el país está estrechando sus vínculos con China. La semana pasada anunció que empezará a negociar un acuerdo de libre comercio con China. Brasil ya tiene un acuerdo de libre comercio con el país asiático.
El comercio chino con la región ha crecido: en Perú, por ejemplo, el comercio con China se disparó 56% en el primer semestre del 2007, mientras que el comercio con Estados Unidos bajó 20%, según datos del gobierno peruano.
Aun así, críticos de la agenda comercial del gobierno de Bush dicen que Latinoamérica no es un antídoto para los problemas por la desequilibrada relación comercial con China.
“Este es un argumento reciclado”, dijo Scott Paul, director ejecutivo de Alliance for American Manufacturing, que representa a siderúrgicas y sindicatos. “Los acuerdos de libre comercio no son una panacea para el reto que representa China para los productores estadounidenses, ni para los fabricantes latinoamericanos.
“La forma de lidiar con China es hacerlos rendir cuentas por sus prácticas de comercio, exigirles que sigan las reglas”, dijo.

Ver comentarios