Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



ACCIÓN


EE.UU. barre en gimnasia

EFE | Miércoles 01 agosto, 2012



EE.UU. barre en gimnasia
Luego de tres fracasos consecutivos, los estadounidenses vuelven a acariciar el oro

Para los Estados Unidos, la cuarta fue la vencida en la disciplina de la gimnasia femenina, en la que las norteamericanas no obtenían el oro olímpico desde que fueron locales en Atlanta 96.
Desde entonces, Rumania en dos ocasiones y China en 2008 se habían hecho con los títulos olímpicos y las norteamericanas se tuvieron que conformar con un bronce y dos platas.
En esta ocasión, con la campeona mundial individual Jordyn Wieber a la cabeza y una excelente actuación de Gabrielle Douglas, además de las participaciones de Alexandra Rasman, Kyla Ross y McKayla Maroney subieron a lo más alto del podio con 183,596 puntos y una diferencia sideral de 5,066 sobre Rusia (178,530), mientras que Rumania se tuvo que conformar con el bronce (176,414 puntos) y China, que defendía el título olímpico, ocupó el ingrato cuarto puesto de la final.
Estados Unidos y Rusia, campeón y subcampeón mundial, respectivamente, reprodujeron estas mismas posiciones en la final olímpica. Pese a que las rusas llegaron a mitad de competición con opciones de preocupar a sus rivales, en los dos últimos aparatos sucumbieron ante la aplastante seguridad de estas.
Jordyn Wieber marcó la pauta a su equipo abriendo el concurso con una ejecución sin tacha en asimétricas. Pero si hay que poner nombre y apellido a la medalla estadounidense, quien más se lo merece es Gabrielle Douglas, única que hizo los cuatro aparatos y espléndida en todos ellos. En salto la superó Maroney, la nota más alta de la jornada con sus 16,233.
Las rusas, que fueron cuartas en Pekín pero luego campeonas y subcampeonas en los dos mundiales disputados desde entonces, entraron en la tercera rotación a 399 milésimas de las norteamericanas, con las que compartían aparato.
Quedaban la barra y el suelo. En la primera Estados Unidos no hizo sino aumentar su ventaja, que se fue hasta los 1,299 puntos. Douglas estuvo particularmente brillante, mientras que la rusa Victoria Komova, subcampeona mundial y que había levantado de sus asientos a los espectadores en las asimétricas, tuvo varios desequilibrios y una mala salida.
En suelo estuvieron también las rusas muy desacertadas, hasta rematar con una aparatosa caída de Ksenia Afanaseva por falta de altura en la última diagonal. El resto del equipo hacía tiempo que lloraba en su rincón. Douglas, Wieber y Raisman sellaron el triunfo cerrando la competición en el suelo sin mayores problemas.

Londres/EFE