Enviar
Washington asegura que objetivo es combatir terrorismo y narcotráfico
EE.UU. restablece Cuarta Flota

Medida suscita fuertes reacciones negativas de Venezuela y Cuba

Washington
Bloomberg

La Armada de Estados Unidos planea restablecer su Cuarta Flota, disuelta en 1950, para vigilar los buques, aviones y submarinos que naveguen por el Caribe y las aguas de Centroamérica y Sudamérica, dijo el Departamento de Defensa en un comunicado.
El contralmirante Joseph Kernan, comandante en funciones de la Comandancia de Guerra Naval Especial, dirigirá la flota, dijo el almirante Gary Roughead, jefe de operaciones navales. La flota coordinará sus actividades con la Comandancia Sur de las Fuerzas Navales de Estados Unidos, localizada en Mayport, estado de Florida.
“Con este cambio haremos un mayor hincapié en el uso de fuerzas navales en la región para fomentar la confianza entre las naciones mediante esfuerzos colectivos en pro de la seguridad marítima, centrados en las amenazas comunes y los intereses mutuos”, dijo Roughead en su declaración.
La Armada estadounidense está buscando maneras de acrecentar sus fuerzas en la región. El almirante James Stavridis, que supervisa las actividades militares con respecto a América Latina, dijo al Congreso el 6 de marzo que apoya el plan de designar una nueva flota, encabezada por un portaaviones nuclear, que patrulle las aguas del Caribe y América Latina para apoyar las operaciones antiterroristas.
El anuncio llega en momentos en que los países sudamericanos, entre ellos Venezuela, Colombia, Brasil y Ecuador están aumentando los gastos militares para contrarrestar tensiones y proteger reservas petroleras.
Las tensiones entre Venezuela y su vecina Colombia surgieron el mes pasado cuando el presidente colombiano Alvaro Uribe lanzó un ataque contra rebeldes de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se ocultaban en Ecuador a una milla de la frontera. Ecuador es aliado del presidente de Venezuela Hugo Chávez, quien lidera los esfuerzos por neutralizar la influencia de Estados Unidos en Latinoamérica.
El contraalmirante James Stevenson, comandante del Comando Sur de las Fuerzas Navales, dijo que el restablecimiento de la C
uarta Flota le enviará un mensaje a toda la región, no solamente a Venezuela. Según indicó, el enfoque probablemente sea la seguridad.
Stevenson continuó diciendo en una entrevista telefónica que la flota “podría por cierto aportarle más estatura a la zona y aumentar nuestra capacidad de actuar”.
Chávez reaccionó al anuncio de la Marina diciendo por la televisión estatal: “No nos asustan en lo más mínimo”. Añadió que “juntamente con Brasil estamos estudiando la creación de un Concilio de Defensa Sudamericano”.
“Con Brasil estamos avanzando en la creación de un consejo de defensa sudamericano, cuando los gringos vienen por
ahí con una flota, con un portaaviones gigante”, dijo Chávez. “¿Creen que con una flota nos van a asustar? ¡No nos asustan nada! Mao ya lo dijo: Cuando los pueblos despierten y se unan, el imperialismo terminará siendo un tigre de papel. ¡No nos metes miedo, tigre de papel!”, agregó el mandatario.
Por su parte el diario cubano Juventud Rebelde señaló que el restablecimiento de la Cuarta Flota norteamericana para controlar el Caribe y América latina apunta a “asustar” y “amenazar” a la región y a buscar “soluciones militares” a sus problemas.
El diario señaló que el hecho de que Estados Unidos hubiera desactivado la Cuarta Flota en 1950 no significó que dejara de considerar al Caribe como “su patio trasero”.
Actualmente hay unos 11 navíos bajo el Comando Sur, cifra que probablemente ha de aumentar en el futuro, dijo Stevenson. Qué tipos de portaaviones y demás naves se desplegarán “es cuestión del momento y de lo que haya que enfocar en las misiones específicas”, manifestó.
La Cuarta Flota fue creada en 1943, durante la II Guerra Mundial como refuerzo de bloqueos y defensa contra ataques de aviones y submarinos, pero fue disuelta tras el conflicto bélico, en 1950.
La Cuarta Flota comenzará a operar el 1° de julio desde la base de Mayport, en el estado de Florida, donde hoy actúa el Comando Sur. Incorporará sus barcos -incluido un portaaviones-, submarinos y unos cientos de oficiales y suboficiales, con los que actuará en el Caribe, en América Central y en América del Sur, según explicó el Departamento de Defensa norteamericano. Y, aunque no implique la incorporación de más fuerzas a la región, la equipara en importancia dentro de la armada a las flotas vigentes, como la Quinta (en el golfo Pérsico) o la Sexta (en el Mediterráneo).
Ver comentarios