EE.UU. asume tono combativo al iniciar renegociación del TLCAN
Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente Donald Trump no está buscando un ajuste del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, o NAFTA por sus siglas en inglés), sino que apuntará a una reestructuración importante de un acuerdo que cree que les ha fallado a los estadounidenses, dijo el principal funcionario de comercio de Trump al iniciar las conversaciones con México y Canadá para renovar el acuerdo.

"No está interesado en un mero ajuste de unas pocas provisiones y una actualización de un par de capítulos, sentimos que el TLCAN ha fracasado fundamentalmente a muchos estadounidenses y necesita mejoras importantes”, dijo Robert Lighthizer representante comercial de Estados Unidos, en Washington.

El acuerdo con los dos países vecinos le ha costado a EE.UU. por lo menos 700 mil empleos desde que entró en vigor en 1994, dijo Lighthizer.

Washington buscará mejoras en varias áreas, incluyendo reglas más estrictas de origen que dictan requisitos de contenido local, estándares laborales más fuertes y salvaguardias contra la manipulación de divisas.

El duro tono del gobierno Trump contrasta con las expectativas de algunos expertos de que EE.UU. podría simplemente intentar modernizar el TLCAN en línea con la Asociación Transpacífico, un pacto con las naciones de Asia y el Pacífico del que Trump se retiró durante su primera semana en el cargo. Después de acordar formas de modernizar el TLCAN, Lighthizer dijo que el "trabajo duro" comenzará e implicará ofrecer un mejor acuerdo para los agricultores, las empresas, los trabajadores y las familias estadounidenses.

El inicio de las negociaciones el miércoles marca el primer paso importante de Trump hacia el cumplimiento de su promesa de nivelar el campo de juego para los trabajadores y las empresas estadounidenses. Aunque su gobierno ha iniciado investigaciones sobre las prácticas comerciales desleales y amplió los mercados de exportación para ciertos productos estadounidenses, como la carne de vacuno en China, solo ahora empieza a profundizar en lo que podría ser un prolongado proceso para renovar un importante acuerdo de libre comercio.

Al hablar junto a Lighthizer, el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo que el TLCAN ha tenido un "fuerte éxito para todas las partes", y advirtió contra "desbaratar" las partes del tratado que han funcionado. También reiteró que México está buscando un acuerdo en su propio interés nacional.

"Para que tenga éxito, tiene que funcionar para todas las partes involucradas, de lo contrario no es un acuerdo", dijo Guajardo. Los sindicatos mexicanos que dicen haber quedado por fuera de las renegociaciones del TLCAN marcharán en Ciudad de México.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, reiteró la posición del país de que el acuerdo comercial necesita modernización, pero dijo que fundamentalmente ha beneficiado a los tres países. El éxito del pacto no debe ser visto a través del lente de las brechas comerciales o excedentes, dijo Freeland, al tiempo que señaló que el comercio de Canadá está en gran medida equilibrado con el de EE.UU.

Ver comentarios