Dos comen de este pastel
Ferrari no gana en Canadá desde 2004, en esa ocasión Michael Schumacher salió victorioso. F1/La República
Enviar

Más por suerte que por desgracia, Mercedes y Ferrari serán los dos equipos que lucharán por ser campeones del mundo en 2017.

Desgracia porque solo son dos y no estarán en ese grupo marcas de la talla de Williams, Red Bull o McLaren, pero suerte porque tras unos años de puro monopolio de Mercedes, Ferrari ha vuelto a la batalla.

De las seis clasificaciones que se han disputado hasta el momento, Mercedes se la ha llevado en cuatro ocasiones, mientras que Ferrari lo ha hecho en dos.

Ahora la sétima cita del calendario tendrá lugar el domingo en el GP de Canadá.

Dejaron atrás Europa, tras tres pruebas en el Viejo Continente (Rusia, España y Mónaco) y ahora regresa a América, hasta Montreal para la disputa en uno de los circuitos más clásicos de la historia del automovilismo.

El GP de Canadá se corre desde 1961 y desde 1978 en este circuito que se bautizó con el nombre de Gilles Villeneuve a su muerte, en 1982.

Situado en una isla artificial, el punto más famoso de este trazado de cuatro kilómetros es la decimotercera de sus 15 curvas, bautizada como el Muro de los Campeones desde el accidente que involucró a tres ganadores del Mundial: Schumacher, Villeneuve y Hill.

En los dos últimos años, Lewis Hamilton ha sido el ganador de esta carrera aunque en este 2017 el británico no llega como favorito, pues de momento Sebastian Vettel le está ganando la partida.

El alemán ya sabe lo que es ganar en este circuito (lo hizo en 2013 con Red Bull) y espera romper, tal y como hizo en Mónaco, la sequía de victorias de Ferrari en Canadá, pues desde la victoria de Schumacher en 2004 no se ha visto a un piloto vestido de rojo en lo más alto del podio.

 



Ver comentarios