¡Djokovic emperador romano!
Novak Djokovic le tiene la medida puesta a Nadal y ahora el serbio va por Roland Garros, un “Grande” que falta en su palmarés. Gabriel Bouys/AFP-La República
Enviar

¡Djokovic emperador romano!

De cara a Roland Garros, el serbio dio cuenta de Nadal por cuarta ocasión consecutiva

“Tengo mucha confianza en mi juego y en mi fuerza mental; dos ingredientes básicos para poder doblegar al mejor tenista del mundo en arcilla”, dijo Novak Djokovic en la capital italiana, después de derrotar 4-6, 6-3, 6-3 a Rafa Nadal y conquistar el Abierto de Italia.
“Menospreciar a Rafa sería un error, él es el mejor en este tipo de pistas, de ahí que salí agresivo desde el principio y coloqué muy bien mis golpes”, agregó el bicampeón de Roma, título que ya había ganado en 2011.
El serbio, número dos del mundo se vio las caras con Nadal por cuarta vez en la final de Roma; el zurdo de Mallorca ganó esta corona en siete ocasiones y ahora que cayó, recibe un serio aviso en el torneo que es la antesala de Roland Garros en París, un trofeo que “Nole” nunca ha obtenido.
Por primera vez desde 2004, Nadal llegará a París con tres derrotas en la temporada de tierra batida europea: Montecarlo, Barcelona y Roma.
Después ganar el título, Djokovic dibujó con su raqueta un corazón sobre la pista central, como lo hizo el brasileño Gustavo Kuerten en París al ganar la edición de 2001 agradeciendo al público su apoyo. "Este corazón es por vosotros y por mi país que sufre tanto en estos momentos", señaló el serbio.
En la final de ayer, Nadal abrió brecha rápidamente en la primera manga, con 4-1 y servicio y ganó el parcial.
En el segundo envite, Djokovic comenzó arrollador, situándose con 3-0 a favor y Nadal entregó su saque en el sexto de nuevo, con una doble falta final.
Novak inició el tercero dominando 2-0 e incluso tuvo oportunidades para abrir más diferencias, pero en un tercer juego de diez minutos, Nadal salvó su saque y se recompuso, rompiendo en el 3-3. Pero el flojo servicio del español fue aniquilado de nuevo en el sétimo y a partir de ahí Djokovic, mucho mejor físicamente, fue netamente superior, ganando los tres últimos seguidos.
“Me faltó un poco de energía, de gasolina, he jugado diez partidos en dos semanas, algunos muy demandantes y creo que en el cierre me fallaron las piernas”, agregó el español.
Djokovic derrotó a Nadal en las finales de Pekín, Masters de Londres y Miami.

201405182325070.a22.jpg

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE

Ver comentarios