Enviar
Disculpa, arrepentimiento y… ¿olvido?

Alex Rodríguez y Michael Phelps piden a jóvenes no seguir su mal ejemplo

Luis Rojas
[email protected]

El tercera base de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez, y el nadador olímpico Michael Phelps flotan esta semana entre disculpas, señales de arrepentimiento y llamados a los jóvenes del mundo a no seguir sus ejemplos.
Rodríguez se presentó ayer ante la prensa para revelar con lujo de detalles la forma como consumió sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento; Phelps, suspiró tras conocer que la policía no levantaría cargos contra él y ambos hicieron un llamado para que no siguieran su mal ejemplo.
Para estos deportistas el mea culpa ante las cámaras pareciese sacarlos del apuro, aunque está claro que se cayeron del pedestal de deportistas perfectos en el que se encontraban antes del escándalo.
Ante más de 200 periodistas y acompañado por un grupo de compañeros de los Yanquis, entre los que se encontraban el boricua Jorge Posada, el panameño Mariano Rivera, Derek Jeter y Andy Pettitte, Rodríguez reiteró que había sido “estúpido”, que había cometido errores, pero ahora solo quería mirar al futuro.
“He cometido graves errores (…) pero ahora quiero demostrar todo lo positivo que hay en mi”, destacó Rodríguez, quien aparentemente no sería sancionado por algo por lo que muchos otros deportistas, que también se equivocaron, pagaron con sus carreras.
Se desconoce si Bud Selig, comisionado del béisbol profesional, impondrá algún tipo de castigo, aunque durante el tiempo que Rodríguez se dopó no estaba prohibido en las Grandes Ligas.
Selig señaló que Rodríguez causó una “vergüenza” a las Grandes Ligas. Pese a que Rodríguez no podría ser castigado por haber dado positivo, sí es posible que el béisbol trate de castigarlo por haber reconocido su uso de esteroides de 2001 al 2003.
Selig había comentado en declaraciones a varios medios de comunicación que “estaba afectado” acerca de la admisión de Rodríguez y que no descartaba castigarlo o modificar los libros de récords del béisbol.
Ayer Rodríguez, con un perdón por “ser joven y estúpido” empezó la difícil tarea de recuperar la credibilidad entre sus admiradores.
Por otra parte, lo peor para Alex aún estaría por venir, pues en un par de meses saldrá a la luz una biografía suya no autorizada, escrita por Selena Roberts, la misma periodista que destapó su caso hace dos semanas.


El caso Phelps

Pidiendo perdón, diciendo que ya aprendió la lección y solicitando a los jóvenes que no sigan el mal ejemplo, el llamado supernadador estadounidense Michael Phelps parece haber esquivado, lo que tal vez en otras circunstancias pudo haber sido un derrumbe para su carrera.
En momentos que hay más atención en el caso de Alex Rodríguez y aprovechando la decisión de la policía de no levantar cargo contra él, Phelps se disculpó tras el ampay publicado semanas atrás en donde se le aprecia fumando una pipa de marihuana.
“Me alegro de que este asunto se haya resuelto”, dijo Phelps. “Hay una lección muy importante que aprendí, se trata de reconocer que cometí un error y no volveré a hacerlo”, indicó Phelps, cuya vida regresa a la normalidad, aunque fue suspendido por la federación durante tres meses y la compañía de cereales Kellog le retiró un patrocinio millonario.
Ver comentarios