Deudores deberán ajustar sus cuotas por incremento de tasas en Estados Unidos
“Claramente, el incremento tiene consecuencias para el bolsillo de los consumidores en nuestro país”, aseguró Adriana Rodríguez, gerente senior de estudios económicos de Scotiabank. Gerson Vargas/La República
Enviar

Con la subida de 0,25 puntos porcentuales en su tasa de interés, realizada por la Reserva Federal de Estados Unidos el miércoles pasado, los deudores en dólares que estén en tasa variable serán los primeros en ajustar sus cuotas de crédito.

Los ajustes también los deberán hacer las personas que estaban presupuestando adquirir un crédito en dólares, ya que tanto la tasa Prime, como la Libor (referencias de créditos en dólares) se ajustaron al alza.

Más adelante, esto también repercutirá en los créditos en colones, ya que el Banco Central tendrá que ajustar tasas al alza para no perder el premio por invertir en colones.

Comúnmente, las deudas más impactadas son del tipo inmobiliario o prendario para adquirir automóviles.

Dicho ajuste no sorprende a los especialistas, pues desde que Jerome Powell asumió la presidencia de la Reserva prometió ajustar ese indicador, producto de la mejora económica que tiene Estados Unidos.

Además, forma parte del plan del presidente Trump en busca de fortalecer el crecimiento del país, mantener la inflación y bajar el desempleo.

Esta es la segunda subida de las tasas Fed en lo que va del año (la primera fue en marzo) y se espera más movimientos al alza.

“En Costa Rica, el efecto inmediato se refleja en el costo de los pasivos en moneda extranjera bajo modalidades variables de tasa de interés, pues en la mayoría de los casos, los préstamos en moneda extranjera están ligados a las tasas Libor y Prime, las cuales se mueven en concordancia con la tasa de la Reserva Federal”, explicó Adriana Rodríguez, gerente senior de estudios económicos de Scotiabank.

En el caso de la tasa Libor, si bien, parte del incremento ya estaba reflejado en su actual nivel, el hecho de que puedan faltar dos incrementos más este año significa una presión alcista; mientras que la tasa Prime, estaría llegando a 5% (tasa de la Reserva Federal más un 3%) por primera vez desde mayo del 2008.

“El aumento de 0,25 puntos porcentuales se explica por el buen desempeño de la economía estadounidense. El mercado laboral mejora, la tasa de desempleo cae, la creación de empleos es sólida, la actividad económica se fortalece”, aportó Luis Diego Herrera, analista de Acobo.

La subida de las tasas Fed tiene otros dos puntos de vista: por un lado el ajuste favorable en la economía de Estados Unidos beneficiará las exportaciones y el turismo de ese país al nuestro.

Por otro lado, mayores tasas de interés internacionales pueden incentivar a las personas a llevarse sus recursos a inversiones en Estados Unidos y que el Gobierno tenga que pagar más por sus deudas.

“La política que debe seguir el estado es la de seguir subiendo las tasas de interés acorde con la realidad internacional para que no aleje a los inversionistas y, también, reitera la urgencia de aprobar la reforma fiscal para detener el crecimiento de la deuda”, recomendó Rudolf Lucke, economista de la UCR.

Entre tanto, el Banco Central haría un esfuerzo por mantener el premio por ahorrar en colones para que no haya una demanda excesiva por la divisa estadounidense.

Lo más probable es que la Tasa Básica Pasiva también aumente, dado que el Banco Central busca hacer más atractivas las inversiones en colones.



Ver comentarios