Logo La República

Jueves, 4 de junio de 2020



NOTA DE TANO


Desde el fondo de su corazón, Juan Luis reclama

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 07 mayo, 2020

Hernández Fuertes, guerrero de la vida

Hace ya varios años, cuatro o cinco que conversé por última vez con mi amigo personal, Juan Luis Hernández Fuertes.

Nos topamos en una pizzería en Plaza del Sol; un abrazo cordial, unas pocas palabras y hasta la fecha.

Narro esto, porque lamentablemente estuve lejos del amigo en su larga y valiente travesía para ganar la batalla a la muerte. Debí estar más cerca de Juan Luis en su dramática lucha personal, dispuesto a vencer al feroz enemigo.

Lea más: El fútbol todavía no está para reanudarse

Los medios de comunicación informaban de sus continuos viajes a España, donde se sometía a intensos tratamientos, que también seguía cual guerrero invencible a nivel local.

Gracias a Dios y como canta el himno de un equipo que Juan Luis hizo campeón:

¡ninguno pudo con él!.

Esta semana, el técnico, periodista y abogado, sorprende el cotorro futbolístico local con un “salacuartazo”, que procura la suspensión de los entrenamientos de los equipos de fútbol, autorizados recientemente, como portillo a un eventual regreso de los partidos del campeonato.

En nuestra Nota de ayer, resumimos la demanda.

Lea más: Juan Luis le mete “Salacuartazo” al Clausura

Quiero ver en el fondo de esta acción personal de Juan Luis, un reclamo desde lo más profundo de su corazón, hacia dirigentes que archivan la escalofriante noticia de que esta pandemia cobra ya más de 250 mil vidas y que quizá, presionados por altos intereses económicos que se mueven en la industria del fútbol, ceden a esas presiones y abren las compuertas para un eventual resurgimiento del virus.

Hernández Fuertes explica detalladamente en su demanda, los peligros que presenta un deporte colectivo como el fútbol en la propagación del virus.

A un hombre de fe y valiente como Juan Luis, quien ha estado entre la vida y la muerte en diferentes momentos de su vida, tiene que molestarle que se juegue tan infantilmente con la vida de otras personas.

Un ser humano que ha estado tan cerca de la muerte y que lucha por su vida con una actitud tan positiva y ejemplarizante, debe sentirse frustrado e impotente al notar la ligereza en el comportamiento y las decisiones que toman otros hombres, quizá porque no han transitado ese sendero dramático y doloroso que tantas veces ha caminado Juan Luis.

Hernández Fuertes un hombre valeroso que le ha ganado la batalla a la muerte, reclama en los estrados judiciales, la ligereza con la que otros hombres ponen en riesgo de muerte a sus semejantes.

¡Bravo Juan Luis!

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.