Logo La República

Martes, 27 de octubre de 2020



NOTA DE TANO


Juan Luis le mete “Salacuartazo” al Clausura

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 06 mayo, 2020

Juan Luis Hernández, es abogado de profesión

Juan Luis Hernández Fuertes, técnico de fútbol y también abogado de profesión, presentó un recurso de amparo contra el Ministro del Deporte y la Recreación, Hernán Solano y el Presidente de la UNAFUT, Julián Solano, oponiéndose al reinicio de las actividades del fútbol mayor con el permiso a los entrenamientos.

El polémico Juan Luis metió lo que en términos judiciales se llama “Salacuartazo”.

Hernández no ve prudente la reanudación de entrenamientos para un deporte donde existen roces y se juega con un balón, vehículo transmisor del virus.

Lea más: Si la Unafut declara al Saprissa campeón, arde Troya

Uno de los puntos esenciales de la demanda, hace ver que el fútbol es un deporte colectivo y la práctica o entrenamiento, conlleva confrontación física entre los futbolistas de uno y otro equipo.

Recuerda Juan Luis que en un partido de fútbol, cada jugador realiza 50 acciones o gestos técnicos, físicos o tácticos, con proximidad, choque y contacto con el rival o rivales; sin que exista posibilidad alguna, para prever o evitar que el virus se trasmita por aire, ambiente, sudor o expulsión de líquidos.

Dice Juan Luis que otro hecho ignorado, por el propio Ministro del Deporte y Recreación, y no explicado a las Autoridades Sanitarias -que no tienen que ser conocedoras en materia deportiva-, es que al fútbol se juega con un balón y este es un vehículo transmisor, al ser tocado con mano y pies, por los futbolistas de los dos equipos y todos los que participan en un partido de fútbol, sean árbitros, delegados,"juntabolas", etc.

Lea más: Unafut suspende campeonato nacional de fútbol indefinidamente

Además, los futbolistas tienen sobrecarga muscular, tirones, contracturas, esguinces, molestias, y, todo tipo de lesiones, que requieren atención diaria, por parte del médico, masajista, kinesiólogo, fisioterapeuta, etc.

Agrega Hernández que es parte de la rutina diaria de los futbolistas, compartir duchas, bañeras, jacuzzis, máquinas, hidratación, implementos deportivos, camisetas, pantalonetas, buzos, medias, etc., manejados por utileros, inexpertos en acciones sanitarias, dada su cualificación profesional.

De parte nuestra y comprendiendo la presión que soportan las autoridades de salud costarricenses, para que den permiso a la reanudación del campeonato, no queda más que dar razón a la serie de argumentos que presentó Hernández Fuertes en su alegato.

Sobre todo, el más relevante, nunca olvidar que el balón, es un eventual transmisor del virus y en esto no hay protocolo que lo salve.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.