Desconsuelo sin límites
Miroslav Klose aprovechó la tarde soñada alemana para convertirse en el máximo goleador en mundiales con 16 tantos.Pedro Ugarte-AFP/La República
Enviar

Desconsuelo sin límites

“Fue el peor día de mi vida”, aseguró Scolari

La goleada sin precedentes encajada por Brasil ofreció alguna de las imágenes más desconsoladoras para el equipo anfitrión, despedidos con una sonora pitada del césped del estadio Mineirao de Belo Horizonte.

201407082242470.a33.jpg
Las lágrimas cayeron por las mejillas de algunos jugadores. Especialmente de Óscar, David Luiz y Bernard. Thiago Silva ejerció de capitán y acudió uno por uno a ofrecer su consuelo a sus compañeros.

Nada que ver con el público. La grada mantuvo el tipo. Aunque rostros desencajados fueron contemplados a medida que caían los goles del lado alemán.
Luiz Felipe Scolari intentó mantener el tipo. Hizo un corro en el centro del campo y pidió cabeza alta a sus futbolistas, protagonistas del mayor varapalo del fútbol brasileño en toda su historia.
“El responsable de esta derrota soy yo. El resultado catastrófico y los jugadores intentarán repartir la culpa en todo el grupo, pero el responsable del esquema táctico y de cómo jugamos soy yo”, dijo.
“Esta fue la peor derrota de mi carrera y, si lo pienso, este fue el peor día de mi vida. Pero la vida continúa y no acaba con esta derrota. Es la peor derrota de Brasil en su historia y toda la vida tanto de los jugadores como mía van a continuar. Ellos jugaron su mejor partido del Mundial y nosotros nuestro peor”, añadió.
Por su parte, el arquero brasileño Julio César no tenía palabras para describir lo sucedido.
“Explicar lo inexplicable es muy complicado. Tenemos que conocer el gran fútbol alemán”, manifestó con lágrimas.
Admitió que el gol anotado por Thomas Müller a los diez minutos “produjo un apagón. Nadie lo esperaba”, puntualizó.
Por su parte, la otra cara de la moneda la vivían los alemanes rumbo a una nueva final. Thomas Müller, autor del primer gol alemán, admitió que no esperaban que la semifinal se diese de esa forma, pero dijo que ahora les queda el último paso, para levantar el trofeo.
“No esperábamos que fuese así, pero nos salió perfecto. Jugamos como un equipo y ahora queremos ganar la final”, dijo a la conclusión del encuentro.
La estrella alemana, que suma cinco goles, uno menos que el colombiano James Rodríguez, destacó que la selección alemana sabía cómo iba a jugar Brasil y eso le facilitó las cosas.
“Sabíamos que Brasil iba a salir al ataque y que iba a dejar espacios. Fue distinto de lo que nos pasó contra Argelia. Nos vienen peor los equipos que se cierran y Brasil no lo iba a hacer”.

 

Belo Horizonte, Brasil/EFE

 


Ver comentarios