Depreciación amenaza las grandes petroleras latinoamericanas
“Las gigantes petroleras Petrobras (Brasil) y Pemex (México) enfrentan pagos de intereses denominados en dólares e inversiones más costosas”, según el informe. AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Depreciación amenaza las grandes petroleras latinoamericanas

Las grandes petroleras y las empresas de bienes de consumo de América Latina pueden enfrentar dificultades por la acentuada depreciación cambiaria de las monedas de los países de la región frente al dólar, según un informe presentado ayer en Sao Paulo, por la agencia de calificación de riesgo Moody's.
“Las gigantes petroleras Petrobras (Brasil) y Pemex (México) enfrentan pagos de intereses denominados en dólares e inversiones más costosas que las de la mayoría de las otras empresas integradas de petróleo latinoamericanas”, señaló en el informe Bárbara Mattos, vicepresidenta y analista sénior de la agencia.
Para Moody's, la depreciación de las monedas de América Latina frente al dólar en 2015 y 2016 afectará el flujo de caja de empresas con “deuda significativa denominada en dólares” y vencimiento en ese período.
En contrapartida, la agencia señaló que el cambio, con un dólar fuerte, ofrece “ventajas considerables” para los negocios con base exportadora y que tienen la mayoría de sus gastos en moneda local.
“A lo largo de la última década, América Latina atrajo financiación substancial de deuda internacional, como consecuencia de su fuerza económica”, apuntó Mattos.
Sin embargo, subrayó la analista, “recientemente y a medida que las monedas locales perdían espacio para el dólar estadounidense y para otras monedas fuertes, los pagos de intereses por los tomadores y otros costos subieron”.
En ese escenario, agregó, las empresas que utilizan “principalmente” financiación extranjera pero obtienen su “mayor parte” de facturación en el país se tornan “más vulnerables” y enfrentan “presión inmediata”.
El informe “Exportadores de productos vulnerables, aerolíneas débiles, petróleo y sector de bienes de consumo” indicó igualmente que ese debilitamiento de las monedas locales “aumenta los costos de producción”, que muchas veces no pueden ser transferidos a los consumidores.
Mattos citó algunas empresas que por tener un foco regional pueden ser más vulnerables antes esas condiciones, como la chilena SMU, la mexicano-estadounidense La Gloria Foods y las peruanas InRetail Consumer, Maestro Perú y Automotores Gildemeister.
Menos vulnerables a la depreciación cambiaria, destacó el informe, aparecen los sectores de construcción, siderurgia, azúcar y etanol y telecomunicaciones.
Por ejemplo, la brasileña Votorantim Cimentos, a pesar de tener una deuda denominada en moneda extranjera mayor a la de otras empresas de la construcción, genera el 30 % de su facturación en el exterior por medio de operaciones cambiarias internacionales.
Las también brasileñas Raízen y Biosev, del sector de azúcar y etanol, compensan la caída del precio internacional de sus productos con la depreciación del real, mientras que las gigantes de telecomunicaciones Telefónica Brasil y Oi “limitan su riesgo cambiario.

Sao Paulo/EFE
 

Ver comentarios