Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Déficit federativo es de $1,4 millones

Cristian Williams [email protected] | Jueves 23 octubre, 2008



Déficit federativo es de $1,4 millones

La esperanza para equilibrar la situación financiera recae en la hexagonal

Cristian Williams
[email protected]


Mientras en la cancha la Selección Nacional está volando, golea rivales y clasifica con facilidad a la hexagonal final, en la mesa de trabajo del Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) la situación es diametralmente opuesta.
Los problemas económicos, por más que intentan superarlos, no desaparecen y eso no les da la tranquilidad necesaria para manejar la parte operativa.
Los patrocinadores se han acercado, de hecho, generan ingresos mensuales arriba de los ¢50 millones, pero aun así no es suficiente, sobre todo si se toma en cuenta que la afición, de manera inesperada, le ha dado la espalda a la tricolor.
El tesorero de la Fedefútbol, Rodolfo Villalobos, conoce mejor que nadie el difícil momento en términos financieros por el que están pasando, pero contra todos los pronósticos, está optimista de que muy pronto todo cambiará.
“Lo que nos pasa se puede tratar de dos maneras. Podríamos quedarnos callados y seguir trabajando, pero también es bueno que la gente sepa que la federación necesita, y parte importante del presupuesto son las taquillas y en esta cuadrangular no se cumplió con las expectativas, pese a los resultados que se obtuvieron”, detalló Villalobos.
Para Villalobos, la situación actual es difícil, pero se aferra a que las negociaciones que está manejando el presidente Eduardo Li, que podrían cerrarse en los próximos días, les facilitará arreglar al menos en un 80% el flujo de caja y así terminar el año sin mayores inconvenientes.
Se han presentado tres factores que le han pasado una factura muy cara al ente federativo, como los tres viajes al Caribe, donde, por ejemplo, cada tiquete a Surinam costó cerca de $2 mil, sumado a que en los partidos de local ante esos cuadros las taquillas fueron muy pobres.
“Otro gran problema, fue que, en buena hora, la selección femenina sub 17, clasificó al Mundial en Nueva Zelanda, y eso nos cuesta arriba de los $200 mil (más de ¢100 millones) que no estaban presupuestados”, amplió Villalobos.
Cerrando los números que se encontraron hace dos años cuando asumieron el control del balompié nacional, la deuda era de $1,7 millones y, según el tesorero, han logrado bajarla a $1,4 millones, incluyendo las deudas del Proyecto Goal.
“Esas son las deudas que se mantienen, pero el déficit operativo es de cerca de $500 mil (¢275 millones). Uno como federativo tiene sus prioridades y las nuestras son pagar la planilla, a la Caja y a los acreedores que nos dan servicios”, afirmó Rodolfo.
Las deudas se han ido mermando con todas las partes, por ejemplo, la que se tiene con los jugadores que estuvieron en el proceso de Alemania 2006, en un inicio era de $130 mil y ya está en $80 mil, es decir, han pagado $50 mil.
“No tengo temor por lo que nos pasa, preocupación sí, porque sé que vamos a llegar bien a diciembre, con la esperanza de que la hexagonal nos dé más estabilidad”, acotó Villalobos, quien anuncia que también se le dará más impulso al mercadeo, en busca de ingresos frescos.
El tesorero detalló que los patrocinadores se han comportado de manera impecable pagando mes a mes. Por este rubro la Fedefútbol recibe $100 mil, más algunos canjes.
“Cuando llegué a la Federación les dije a los compañeros que no esperaba pasar cuatro años de hambre, a lo sumo dos y ya se cumplieron, ahora estamos en el momento de ver los mejores ingresos y dejar una Federación en buen estado financiero”, aseguró.
La Federación está enferma, pero tiene la medicina al alcance de la mano. Los patrocinadores son una parte, las taquillas otras, fogueos en el extranjero también y, por supuesto, la presencia del aficionado en las gradas si se quiere salir de deudas.