Debut arrollador de Nadal
Rafael Nadal comenzó con paso firme en la búsqueda de su noveno título en Montecarlo.Valery Hache-AFP/La República
Enviar

Debut arrollador de Nadal

El español logró la victoria número 267 de su carrera en tierra batida

El español Rafael Nadal regresó a una de las pistas en las que mejor se siente para vencer al australiano de origen bosnio Marinko Matosevic por 6-1 y 6-2 en 62 minutos, y lograr los octavos de final del Masters 1000 de Montecarlo.
En su décima participación en este torneo, donde lleva ya 43 victorias consecutivas y a la búsqueda de su noveno título consecutivo en el Principado, Nadal logró la victoria número 267 de su carrera en tierra batida, para imponerse al primer australiano que le ha salido al paso en esta década en Mónaco.


Un paralelo de derecha tras un furibundo ataque de revés de Matosevic puso fin a una contienda desigual, en la que sin jugar un gran tenis (cedió una vez su servicio), Nadal se sintió cómodo para doblegar a un rival que salió encogido al principio y que solo se reactivó en los comienzos del segundo parcial cuando dispuso incluso de un punto para adelantarse de 3-0.
Nadal, que reaparecía después de su victoria en Indian Wells ante el argentino Juan Martín del Potro, jugó un primer set sin problemas, concediendo únicamente nueve puntos, logrando tres juegos en blanco, y anotándose la manga en solo 24 minutos.
Tocado como suele ser frecuente con un vendaje en la parte inferior de su rodilla izquierda, Nadal salvó ese comienzo del segundo parcial, para anular a Matosevic, y destrozarle de nuevo con su regularidad.
“En la primera ronda siempre llegan esos nervios y el hecho de haber parado este mes se nota”, admitió Nadal a Teledeporte, “no es igual comenzar tras estar siete meses parado, es como empezar de nuevo”, analizó Nadal tras este reencuentro con el circuito.
“He comenzado cómodo, jugando con orden, sintiendo la bola. En el comienzo del segundo set, él ha jugado mejor, y ha tenido la opción (3-0) pero por suerte no lo ha convertido”, dijo Nadal, que reiteró que sus sensaciones son como las que se siente al empezar el año.
“Es como empezar de nuevo otra vez, cuando juegas un mes y lo dejas tienes que recuperar de nuevo la intensidad, que es lo que más cuesta. Soy consciente de que para tener opciones en la rondas finales, debo jugar mejor”, dijo Nadal.
Por su parte, el serbio Novak Djokovic sufrió para derrotar al ruso Mijail Youznhy por 4-6, 6-4 y 6-4 en dos horas y 14 minutos, y avanzar a los octavos.
Montecarlo es uno de los dos torneos Masters 1000 que faltan en el palmarés del actual número uno del mundo (Cincinnati donde ha disputado cuatro finales es el otro), y a punto estuvo de convertirse en la tumba del jugador serbio, duda hasta última hora debido a su lesión en el tobillo derecho.
Durante buena parte del encuentro, Youznhy mantuvo contra las cuerdas al jugador de Belgrado, gracias a su gran técnica de revés hasta doblegarlo en el primer set con un amenazante 4-0. El ruso se apuntó este primer parcial, pero después Djokovic se convirtió en una sólida roca para avanzar.

Montecarlo/EFE


Ver comentarios