Logo La República

Jueves, 29 de febrero de 2024



COLUMNISTAS


Debemos apoyar la democracia en Guatemala

Miguel Angel Rodríguez marodrige@gmail.com | Lunes 22 enero, 2024


Desde la época colonial tenemos lazos que nos unen de manera especial con Guatemala.

La conquista de la Meseta Central dio inicio con Juan de Cavallón enviado desde Guatemala.

Fuimos parte durante la colonia de la Capitanía General de Guatemala.

Nuestros pocos campesinos que lograron entrar a la Universidad tuvieron su primera oportunidad en la Universidad San Carlos en Guatemala.

La independencia se proclamó en Guatemala, y desde allí nos llegó la noticia.

Nuestra primera constitución el Pacto de Concordia se originó en la propuesta que desde Guatemala envió el “Ciudadano Pablo”, el médico costarricense Pablo de Alvarado y Bonilla que en aquellos lares proponía la independencia.

En la vida republicana muy a menudo hemos dado luchas por las mismas causas con Guatemala, el país más poblado y con el mayor PIB de la región, con el que compartimos la integración económica en SIECA y la organización de colaboración política en SICA.

La riqueza cultural de Guatemala es inmensa.

Con Lorena he disfrutado de la belleza y magnificencia de su herencia maya y colonial, de su geografía y de su arte.

Me conmovió como Presidente llegar en visita oficial y oír el himno nacional de esa nación entonado en español y en seis lenguas indígenas.

Guatemala ha tenido una lucha larga, dura y difícil desde que en los ochenta recuperó la democracia, para preservarla y mejorarla en favor de sus habitantes.

En los últimos años se fue consolidando el llamado “Pacto de Corruptos” que es una coalición de políticos, empresarios, funcionarios y jueces interesados en impedir la lucha contra la corrupción y que ha venido impidiendo la operación de los instrumentos creados para limpiar la política y el gobierno en esa nación.

Ahora los guatemaltecos han logrado el triunfo en su lucha por libertad política, la ética en la función pública y el mundo empresarial, por la vigencia de la democracia y el rescate del estado de derecho.

Bernardo Arévalo es un sociólogo, con un doctorado en filosofía y antropología social, que ha sido diplomático, funcionario de organizaciones internacionales y es uno de los fundadores del Partido Movimiento Semilla por el cual fue electo diputado en 2020. Es hijo de Juan José Arévalo, el primer presidente democrático después de la dictadura de Ubico. Nació y conoce el exilio.

Para el proceso electoral del año pasado a dos populares candidatos se había impedido participar, y Arévalo casi ni pintaba en las encuestas. En las encuestas de La Prensa Libre de abril y junio de 2023 estaba de penúltimo con solo un 0,7% del voto y de octavo con un 2,9% respectivamente.

Sorpresivamente sacó un segundo lugar en la primera ronda.

De inmediato iniciaron los intentos para impedir primero su elección y luego su presidencia. La Sala Constitucional aceptó un amparo de partidos opuestos y atrasó la determinación del resultado. Luego un fiscal y un juez suspendieron la personalidad jurídica del Partido Movimiento Semilla. Después el Ministerio Público allanó las oficinas de Semilla y giró orden de captura contra una excandidata a diputada y un funcionario.

Venciendo estos obstáculos gracias a movilización interna e internacional -incluyéndonos al Grupo Idea Iniciativa Democrática de España y América- finalmente puede participar y gana en la segunda ronda con un 60% del voto.

En la madrugada del pasado lunes 15 finalmente fue juramentado después de horas de atraso debido a los intentos de diputados de impedir que asumiera la presidencia.

Las fuerzas contrarias a la libertad, la democracia y el estado de derecho, quienes quieren impedir la lucha contra la corrupción son fuertes y seguirán hostigando al Presidente Bernardo Arévalo.

Nuestro Presidente Rodrigo Chaves fue parte de los mandatarios presentes en la toma de posesión que presionaron para la juramentación del Presidente Arévalo.

Debemos seguir dando apoyo a la democracia liberal en Guatemala. Nuestro país junto a Panamá y República Dominicana debemos empeñarnos en ello. Es una lucha por Guatemala, y es también una lucha por Centro América y El Caribe.

NOTAS ANTERIORES








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.