Enviar

De sueño a pesadilla

201311132332110.a6.jpg
Sergio Pérez deberá buscar escudería para la próxima temporada.Archivo/La República
El piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez arrancó a inicio de año con la que sería la temporada más importante de su carrera, al convertirse en el segundo piloto de la escudería británica McLaren.
Era un sueño hecho realidad para el joven de 23 años que pasaba de Sauber, a uno de los equipos más importantes de la Fórmula Uno.
Sin embargo, la temporada resultó decepcionante para Pérez y McLaren, tras conseguir un duodécimo lugar y únicamente 35 puntos alcanzados, lo que terminó decantando la salida del piloto del equipo.
“Antes de nada quiero agradecer a McLaren por haberme dado la oportunidad de estar con ustedes esta temporada. Ha sido un honor para mí haber estado en una de las escuderías más competitivas en este deporte y en ningún momento me he arrepentido de haber llegado a este equipo”, escribió el piloto en un comunicado.
“En todo momento di lo mejor de mí y, aun a pesar de esto, no pude lograr las metas que me propuse en este equipo histórico”, agregó.
No obstante, Pérez en algunas de sus declaraciones ha sido duro con la escudería y aunque se hace responsable de los resultados también echa parte de la culpa a McLaren que no le ha brindado un mejor monoplaza.
“Ha sido el año más decepcionante en mi carrera, pensé que en McLaren podía estar mejor. Pero me di cuenta de inmediato que tendríamos problemas cuando inició la temporada”, aseveró.
Hasta llegó a asegurar que “en Inglaterra no soportan la idea de que un mexicano corra para McLaren” y que a “McLaren le falta humildad”.
La temporada para la firma de Woking ha sido desastrosa, ya que podría acabar el curso sin un solo podio, algo que no ocurre desde 1980.
Entre los nombres para convertirse en el nuevo compañero de Jenson Button están el danés Kevin Magnussen, de 21 años, y el venezolano Pastor Maldonado, quien no continuará con Williams.
Mientras “Checo” Pérez piensa en buscar equipo, este fin de semana debe competir en el Gran Premio de Austin, donde muchos aztecas llegarán para ver a su piloto, pero será difícil que en el rostro de “Checo”' emane alguna sonrisa.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]
@dvargasLR

 

Ver comentarios