De Pep… a Horacio
Enviar

Apenas terminó el juego entre el Deportivo Saprissa y el América de México en Tibás, con victoria de las Águilas 5-1, todavía retumbaban en el coloso capitalino los gritos de los fanáticos morados, pidiendo la cabeza de Vladimir Quesada y clamando por la presencia de Walter “Paté” Centeno en la dirección técnica del Monstruo.

Fue cuando un periodista se acercó a Evaristo Coronado, gerente deportivo del Saprissa, y le preguntó sobre todo el entorno: la goleada, el fracaso, los gritos de la fanaticada y la molestia con el entrenador del equipo.

La respuesta del “Caballero del Fútbol”, fue tajante e inteligente.

Dijo: “Ponga a Miguel Herrera a dirigir al Saprissa y a Vladimir Quesada a dirigir al América y hablamos después del partido”.

Es evidente: no es lo mismo ser técnico de un equipo sin poderío económico, que de un club rico económicamente y fue cuando se me vino a la mente, lo sencillo que le debe resultar a Pep Guardiola ser entrenador de fútbol.

Nadie va a negar la capacidad de este pelón, que hizo estragos con el mítico Barcelona, el mejor equipo del mundo con él a la cabeza.
Pero viajar a Inglaterra, firmar con el Manchester City y pedir como requisito para echar la “chayotera” el fichaje de los mejores jugadores del mundo es un queque.

“Así hasta yo”, decía doña Niní de Mora como diputada.

La nómina de los actuales líderes de la Premier y virtuales campeones es impresionante en calidad y costo.

Los “modestos” pupilos de Guardiola son entre otros el portero Ederson; los defensas John Stones, Nicolás Otamendi, Vincent Kompany, Benjamín Mendy y Kyle Walker.

Como mediocampistas: Fernandinho, Ilkay Gündogan, Yaya Touré, Kevin de Bruyne y David Silva y en ataque: Leroy Sané, Raheem Sterling, Bernardo Silva, Sergio “Kun” Agüero y Gabriel Jesús.

Si don Pep está a disgusto y amenaza con marcharse, don Khaldoon Al Mubarak, líder del emporio de Emiratos Árabes que compró el club de Manchester, saca su billetera y punto: no hay discusiones tontas.

Entonces, emulando lo dicho por Evaristo Coronado: ¿cómo se vería Pep Guardiola entrenando a Limón y don Horacio Esquivel al Manchester City?

En una nota firmada por mi colega Andrés Zárate en Extra, el estratega limonense nos recuerda que cada nueva temporada le desmantelan el equipo, lo que lo ha obligado a buscar debajo de la arena, a los talentos que ha puesto a debutar con el primer equipo, más de 26 en las últimas campañas: Jossimar Pemberton, Yostin Salinas, Steven Williams, Yuaicell Wright, Michael Barrantes, Johnny Gordon, Greivin Méndez, Jemark Hernández, Bryan Cordero y varios más.

En este Clausura vemos a un zaguero de 18 años, Ryan Bolaños, jugar como todo un veterano; ante la Liga debutó Jefferson Brenes, causante de la debacle eriza y ya vienen otro par de talentos: Raheem Cole y Fabricio Venegas.

Pep Guardiola trabaja a punta de billete; Horacio Esquivel con las uñas.

¡Qué interesante sería cambiarles los roles, para conocer si como roncan, duermen!

 


Ver comentarios