Románticos o ejecutivos
A Daniel Cambronero no le alcanzan sus brillantes intervenciones para ser titular, mientras que una lesión de Kevin Briceño le dio a Aarón Cruz la estelaridad en el marco morado. Archivo La República
Enviar

Daniel Cambronero ataja y ataja, le salva partidos al Herediano, vuela y desvía goles hechos, se luce en Pérez Zeledón en el juego de ida de la final del Apertura, pero, irremediablemente regresa a la banca.

Hernán Medford y Jafet Soto, los dos últimos técnicos del Herediano, no dudan un segundo en sentarlo, no importa que haya sido el mejor jugador del Team en el último compromiso.

En el Herediano se le respeta a Leonel Moreira la titularidad; puede viajar tranquilo a defender los colores de la Selección Nacional que, a su regreso a casa, lo espera la estelaridad en la puerta del cuadro rojiamarillo.

Los entrenadores del Herediano son más directos; más ejecutivos.

En el Deportivo Saprissa se vive una historia distinta: Carlos Watson, Vladimir Quesada y Víctor Cordero son más románticos, quizá más leales; puede que más justos.

Un desgarro en la pierna derecha del entonces portero titular Kevin Briceño, lo separó de la fase final del Torneo Apertura y dio paso al marco morado del suplente, Aarón Cruz.

El espigado arquero del Monstruo terminó como estelar la cuadrangular del Apertura y ha sido inamovible en las primeras 12 fechas del Clausura.

Incluso, ya Kevin Briceño salió de su lesión, está recuperado y puede volver a jugar. Sin embargo, el cuerpo técnico morado mantuvo como titular a Cruz, incluso para el juego de ida ante el América, de ingratos y recientes recuerdos.

¿Por qué el cuerpo técnico del Saprissa, digamos que no respeta la jerarquía de Briceño y lo devuelve a la titularidad y sigue confiando en “el suplente” Aarón Cruz?

¿Por qué en el Herediano, la respuesta de su cuerpo técnico es totalmente diferente?.

Moreira va al seleccionado; Cambronero se luce; Leonel regresa y Daniel al banco.

Técnicos románticos; técnicos ejecutivos.

En el mundo del fútbol prima más el estilo ejecutivo y no importa la calidad, el nombre y la trayectoria de un portero, si va a la banca, va en serio y por larga temporada.

Los ejemplos más recientes nos hacen ver cómo porteros del renombre de Petr Cech, Pepe Reina, Willy Caballero, Christian Abbiati, Víctor Valdés, Miguel Ángel Moyá y Wojciech Szczesny, entre muchos, titulares en Chelsea, Bayern Múnich, Manchester City, Milán, Manchester United, Atlético de Madrid y Arsenal, fueron y están varios de ellos calentando banca, cuando sus técnicos les dieron la titularidad a otros consagrados arqueros como Thibaut Courtois, Manuel Neuer, Joe Hart, Diego López, David De Gea, Jan Oblak y Daniel Ospina respectivamente.

Incluso, Ter Stegen, hoy portero estrella del Barcelona de España, calentó banca más que José Francisco Porras en el Saprissa, en toda la etapa dorada de Érick Lonnis.

Sin embargo, la paciencia franciscana, la disciplina en los entrenamientos y el respeto a las decisiones de sus técnicos, llevaron luego a Stegen y a Porras al estrellato.

Para los técnicos ejecutivos entonces, en sus equipos están definidos los roles: un portero titular y otro suplente.

Los estrategas románicos deciden que en sus equipos, juega el portero que lo va haciendo mejor.


Partidos jugados

Daniel Cambronero

Apertura 2017

Fecha 7-UCR

Fecha 13-Liberia

Fecha 20-PZ

Fecha 21-Santos

Final Ida-PZ

Clausura 2018

Fecha 12-UCR

 

Aarón Cruz

Apertura 2017

Cuadrangular

Fechas 3-4-5-6

Clausura 2018

Fecha 1-Fecha 12

 


Ver comentarios