De locos
Enviar
De locos

Luis Rojas
[email protected]

El fin de semana fue una locura en Jacó. Más de cinco mil personas invadieron Playa Hermosa para presenciar el torneo haciendo casi imposible el tránsito vehicular por la zona.
Por supuesto, quienes ayer se hicieron millonarios fueron los cuidacarros que estaban cobrando a ¢5 mil por carro y algunos más.

Christophe Commarieu, director de la revista Surfos quien tiene 17 años en Costa Rica y ocho años con la federación, expresó que “nunca había visto nada semejante aquí, ni en surf ni otra disciplina; aquí este fin de semana hasta los cajeros automáticos de los bancos se quedaron sin dinero”.
Para Commarieu, a nivel de servicios turísticos Jacó logró responder a la demanda, aunque señaló que “el problema es que la calle a Playa Hermosa no es suficientemente ancha para recibir tanta gente y por eso las presas y grandes filas”.
Se espera que para el próximo fin de semana llegue aún más gente para presenciar las finales del evento, que se realizarán el sábado. Christophe asegura que así será porque “independientemente de cómo les vaya a los ticos en la semana, el sábado competirán en el evento por equipos por una medalla de oro, por un título mundial, por lo que le digo al público que no lo dude y se vengan para acá porque esto va a estar muy bien”.
Ayer sorprendió entre el público la presencia del estadounidense Tom Curren, uno de los grandes ídolos del surf, campeón mundial en más de cuatro ocasiones y quien por muchos años tuvo el récord de más competencias ganadas en el surf en el circuito en que competía. Ahora retirado, el surfo de unos 45 años de edad vive en Panamá y desde ahí se vino a ver el mundial.
“Apenas llegué ayer y hasta ahora he visto una buena calidad de surf”.
Otra de las personalidades pero en este caso nacional que estuvo ayer en Playa Hermosa fue el futbolista Walter Centeno, quien estuvo con su familia presenciando el mundial.

Ver comentarios