Enviar
Culpables todos

“Los culpables somos todos, unos por agredir, otros por responder, algunos por insultar, el problema es que las broncas siguen sumando entre Heredia y Alajuela”, así resumió Mauricio Montero, asistente técnico rojinegro, el bochornoso final del partido Alajuelense y Herediano, ayer en el Estadio Nacional.
Los roces en este juego fueron constantes. Cristian Montero andaba alterado desde mucho antes del inicio de la velada boxística; a José Salvatierra se le vio burlándose del arquero Moreira luego de un gol que le anularon al rojinegro; el juego fuerte y la actitud de ciertos jugadores de exagerar a la máxima actuación las faltas le pusieron candela al asunto y al árbitro Rafael Vega le faltó autoridad para sacar del juego a los belicosos, y sentido común para dar por finalizado un partido que ya estaba decidido, cuando se dieron los primeros conatos de bronca en el tiempo extra.
“Ellos reclaman que nosotros solo golpear, que vinimos a volar patadas, pero ellos también pasaron golpeando todo el partido”, expresó el florense Yendrick Ruiz. El partido se descompuso luego de una falta de Montero a Cristopher Meneses, en tiempo de reposición, empujones, reclamos, golpes, Oscar Ramírez reclamaba furibundo, Mauricio Montero señalaba a José Cubero que se vino a la línea y mientras discutían, por detrás se armó un zafarrancho; en los pesos medios, Salvatierra y Leonel Moreira protagonizaron una pelea callejera; en los pesados, Derrick Johnnson buscaba rival hasta que pegó con Kevin Sancho; Odir Jacques perdió la cordura y quería una pelea con Elías Palma, hubo empujones y golpes de los jugadores de ambos equipos y sobrevino el caos en la cancha.
Al final las explicaciones de técnicos y jugadores no fueron suficientes; Odir pidió disculpas pero dijo que la responsabilidad fue mutua, “siento una vergüenza muy grande por lo sucedido, aprovecho para ofrecer disculpas a la afición y a la prensa aquí presente, pero la disculpa no solo debe ofrecerla Herediano”, dijo Jacques, mientras Ramírez insinuó que, entre otras cosas, los medios de comunicación calientan el ambiente antes de los partidos.
El jugador rojinegro Allen Guevara decía que no se explicaba el porqué de la bronca “son reacciones que siempre tienen ellos, algo constante para cerrar los partidos con polémica, no se por qué lo buscan”; Mauricio Solís, asistente técnico del Herediano, refutaba y remachaba en lo dicho “esto no es de hoy, esto ya viene de tiempo atrás, es algo viejo” y Víctor Núñez hasta auguraba que la situación se seguirá dando en el futuro y que ellos no se van a dejar…
Pese a que este partido fue avalado por la UNAFUT, al parecer lo sucedido no tendrá consecuencias en cuanto a castigos, sí tal vez una multa económica, aunque para algunos, a ambos equipos se les debió dar el trato que se les da a los boxeadores que no cumplen con lo pactado con los promotores de las peleas, retenerles la bolsa.

Luis Rojas y Sergio Alvarado
La República


Ver comentarios