Foto 1
Una depreciación del colón posiblemente acarrearía niveles altos de inflación y tasas mayores, dijo Bernardo Alfaro del Banco Nacional. Archivo/LaRepública
Enviar

El Banco Central tiene varios años insistiendo en el peligro por un excedente de deuda en dólares, de parte de los generadores en colones, lo que significa un riesgo para la estabilidad del sistema financiero ante la posibilidad de una fuerte devaluación.

Pero un deudor de colones que gane en esa moneda, también enfrentaría dificultades en ese escenario.

Un aumento de las tasas de interés para los créditos a tasas variables, sería una consecuencia de la inflación que seguiría a un incremento en el tipo de cambio.

Entonces endeudarse en colones no es tan seguro como dice el Banco Central, en caso de un escenario de devaluación.

El efecto sobre las tasas de interés en colones sería más lento que el de la devaluación en las cuotas de los préstamos en dólares para los no generadores de esa divisa, también sería menor, ya que los precios en la moneda nacional incrementarían menos que los de las importaciones.

Sin embargo, se trataría de un impacto sensible.

Las personas han preferido endeudarse mayormente en dólares por las ventajas que esto significa, principalmente en tasas de interés.

Además, varios préstamos tienden a no ofrecerse en colones, como las hipotecas y los de vehículos.

Una opción para la persona que tiene un crédito en dólares, y gana en colones, es compensar una posible devaluación —riesgo cambiario— al tener un “colchón” de dólares en sus cuentas bancarias o inversiones a la vista.

Unos seis meses de protección ayudarían para poder ajustar el presupuesto.

El tomador de crédito en colones no podría guardar colones para protegerse ante el incremento de la tasa de interés.

“Lo mejor que puede hacer es no tener niveles de deuda que superen el 50% de su ingreso, de modo que ante una subida en las tasas de interés cuente con márgenes de ingreso para poder enfrentarla”, dijo Bernardo Alfaro, subgerente del Banco Nacional.

Uno de los problemas que tiene nuestro sistema financiero es que no existen préstamos a tasas fijas por todo el periodo de la deuda, como sí sucede en algunos créditos en México, Colombia, Chile y Estados Unidos.

Aunque los bancos están otorgando cada vez plazos más largos de tasa fija (hasta cinco años en hipotecario), la estructura del fondeo de los bancos actualmente, hace pensar que dar créditos a tasa fija por todo el periodo es algo lejano de verse.

La falta de un mercado bursátil más desarrollado y que las captaciones de largo plazo dejen de ser tomadas solamente por el Gobierno y Banco Central, darían más competitividad.

Hoy hay mayor apetito de inversionistas hacia invertir a plazos más elevados y de renta fija, pero son recursos que no llegan a las entidades financieras.

El fondeo de los bancos actualmente es de corto plazo y en tasas variables en muchas ocasiones, por esto les es difícil ajustar los créditos.

En cuanto al grado de devaluación que sea peligrosa para ambos deudores, hablamos de una mayor al 20% de la actual, siendo un tipo de cambio de ¢660 por dólar, indican varios especialistas.


RIESGOS PARA TODOS


Una fuerte depreciación del colón, no solo significaría problemas para los deudores de créditos en dólares que no son generadores de esa moneda, también tendrían problemas los deudores en colones

Bernardo Alfaro

Subgerente general de Riesgo y Finanzas
Banco Nacional

En efecto, una depreciación fuerte del colón posiblemente acarrearía niveles altos de inflación y tasas mayores en colones, lo que sucede es que este “efecto traspaso” en la economía no es inmediato (toma algunos meses para materializarse) y adicionalmente el efecto en inflación suele ser proporcionalmente menor que el shock en devaluación.
De hecho, estudios del mismo BCCR indican que los efectos traspaso de tipo de cambio a inflaciones han venido siendo menores a través de los últimos años.
Adicionalmente, los deudores en dólares, además del problema de flujo —enfrentar cuotas más altas y por ende ver comprometido su flujo de caja—, tendrían también un problema de solvencia, es decir, sus pasivos se incrementarían, con ello perderían parte de su patrimonio en colones.
Eso les limitaría su capacidad de endeudamiento y de optar por créditos adicionales o por adecuaciones para enfrentar la situación.

Sergio Ruiz

Gerente general
Prival Bank

Existe un riesgo importante también para los deudores en colones en caso de darse incrementos fuertes en las tasas de interés en colones. Claro está que los deudores con créditos en tasa fija se ven exentos de ese riesgo.
Si consideramos a una persona que cuenta con ahorros o inversiones, una forma de cubrir este riesgo es tener las inversiones en dólares, de forma que la depreciación no le afecte o bien en colones a un rendimiento tal que cubra esa depreciación, es decir, con un premio por invertir en colones alto, lo cual hoy día no es posible por las actuales condiciones del mercado.

Maurilio Aguilar

Director de Riesgo Corporativo
Banco Popular

Efectivamente la mayoría de créditos implican riesgos, tanto para el tomador como para el dador del mismo.
Enfocándose desde el punto de vista del tomador, un factor que podría reducir su exposición —ante un contexto de tasas de interés al alza— sería un crédito con tasa fija que garantiza una cuota fija, asumiendo que sus ingresos no bajen en el tiempo. Sin embargo, hoy en día esta opción casi no existe en el mercado nacional.
No obstante lo anterior, conociendo los riesgos que existen, la idea que debe predominar es la de mitigar dichos riesgos; es decir, reducirlos al máximo que se pueda, aunque esto no significa que desaparecen.
Una forma comúnmente recomendada para mitigar los riesgos de tomar un crédito es la de estar calzados en la misma moneda; en otras palabras, tomar un crédito en la misma moneda en la que se generan los ingresos.
Otro aspecto por considerar es la tasa de interés real, dado que si se presenta un aumento de la inflación esto afectaría precisamente la tasa de interés real y el ingreso real de las personas. En este caso se debería estar atento a los desfases en los ajustes nominales de los ingresos (salarios) y la inflación.

Jonathan Valembois

Gerente de Finanzas
Lafise

En nuestro país la alta volatilidad de los precios macroeconómicos, así como las dificultades prácticas de hacer proyecciones, la injerencia del Estado, la poca competencia entre entidades, bajo desarrollo y sofisticación del mercado bursátil, conllevan a una falta de instrumentos que, como los derivados financieros (futuros, forwards, opciones, swaps), permitan a los agentes económicos protegerse de los riesgos como el de tasa de interés y el de tipo de cambio.
Estos sí existen en mercados cercanos como México o Colombia, pero son prácticamente inexistentes en nuestro país.
Ahora bien, los deudores pueden buscar cubrir parcialmente estos riesgos siendo más cautelosos y tomando algunas previsiones.
Recomendamos que la deuda sea en la moneda que genera el deudor, que mantenga un límite sano de relación deuda a ingresos, y que el cliente construya un colchón de una a seis cuotas en un plan de ahorro para imprevistos.

Ricardo Vega

Gerente junior Análisis Económico
Scotiabank

Evidentemente tanto los tomadores de créditos en colones como en dólares se encuentran expuestos al riesgo de un posible incremento en las tasas de interés, u otras variables.
Sin embargo, los agentes económicos que adquieren un crédito en dólares enfrentan un riesgo adicional relacionado a la depreciación de la moneda, riesgo que lo asumen únicamente quienes son no generadores de dólares al tener que ir a comprar mes a mes los dólares más caros para pagar las cuotas de su créditos y el cómo puedan enfrentarlo dependerá de la volatilidad del tipo de cambio, y del plazo al que tomaron el crédito.
En general, algunas entidades bancarias ofrecen créditos que poseen tasas fijas durante los primeros años y tasas variables el resto del plazo, que en cierta medida permiten brindar mayor seguridad a los clientes al menos durante los primeros años; sin embargo, es difícil brindar créditos a tasa fija durante todo el plazo, especialmente en créditos cuyo plazo puede ser muy grande


INSISTE EN SUS ARGUMENTO


Aun cuando el Banco Central ha mantenido un tipo de cambio estable, con poca volatilidad a la depreciación e insiste que así lo seguirá realizando, sigue diciendo que los no generadores de dólares, no deberían endeudarse en esa moneda, por el riesgo cambiario

Olivier Castro

Presidente
Banco Central

Lo que hemos tenido estos meses es más presión de divisas que afecta en la oferta y demanda.
Ahora, el hecho de que personas que no tienen ingresos en dólares, se endeuden en esa moneda, significa que están asumiendo un riesgo importante que es el cambiario.
Lo hemos manifestado en diferentes oportunidades de que es riesgo tanto para la persona, y así también lo es para el sistema.
El Banco por esto, junto con las Superintendencias ha tomado ideas adicionales para tratar de desincentivar en los bancos que prestan más en esa moneda.
El nivel de tasas de interés que hoy existe, entre colones y dólares, si se toma en cuenta el riesgo cambiario, no debería existir una preferencia por las personas, es un tema cultural de este país el endeudarse en dólares, por mecanismos cambiarios que se tuvieron en el pasado.
Por esto es que la entidad financiera ha propiciado más la colocación de créditos en moneda extranjera que en nacional.


EJERCICIO


Los cambios en la cuota mensual son diferentes si el deudor toma el crédito en dólares y se presenta una devaluación, que si este tiene el crédito en colones y se presenta un aumento de tasas en colones.

  • Si se presenta una devaluación del 1% entonces la cuota colonizada que enfrenta el deudor aumenta efectivamente un 1%.
  • Si el deudor tiene el crédito en colones y la tasa de interés en moneda local aumenta un 1% la cuota se incrementa un 10%.
Tipo de cambio actual ¢554.00
Tipo de cambio con depreciacion del 1% ¢559.54

Dólares Colones
Préstamo $100 mil ¢55.4 millones
Plazo (años) 30 30
Tasa 6% 8%
Cuota ¢599.55 ¢406.505
Colonizada ¢332.150 idem
Nueva cuota ¢559.55 ¢445.760
Colonizada ¢335.472 idem
Incremento cuota 1% 10%

Fuente: Prival Bank

Ver comentarios