Crédito para Super-Internet del ICE se congelaría
El proyecto RANGE del ICE no recibiría más dinero, hasta tanto no se aclaren los problemas jurídicos del proyecto.Internet/La República
Enviar

Banco Nacional no giraría más recursos

Crédito para Super-Internet del ICE se congelaría

Plan se encuentra detenido por disputa legal entre empresas

El préstamo que había solicitado el ICE para desarrollar un proyecto de Super-Internet en el país, denominado RANGE, quedaría congelado.
Esto debido a los problemas jurídicos que existen en torno al plan, que lo confinarían a una paralización por tiempo indefinido.
Para desarrollar el proyecto de Super-Internet, el ICE decidió crear un fideicomiso con el Banco de Costa Rica en abril de 2012.

201309152331560.n22.jpg
Para financiarlo, un año después decidió pedir un préstamo al Banco Nacional, el cual se ejecutó el 19 de abril anterior. El monto del crédito ascendió a ¢10.300 millones.
Desde entonces el Nacional ha efectuado varios giros, que hasta junio pasado sumaban unos ¢157 millones.
Sin embargo, los problemas jurídicos que ahora enfrenta el proyecto, harían tomar la decisión al Nacional de congelar la entrega de recursos.
“El Banco Nacional actuará como corresponda según la decisión final que prevalezca, ya sea de nuestro ente contralor o de nuestros Tribunales de Justicia. Por lo pronto no se girarían más recursos”, dijo Fernando Naranjo, gerente del Nacional.
Esto es algo que en el ICE ya temían. De hecho en la última petición de medida cautelar realizada ante el Tribunal Contencioso Administrativo, exponían incluso hasta la posibilidad de una demanda por parte del Nacional.
“La suspensión del proyecto RANGE haría imposible la cancelación de lo adeudado y, peor aún, ocasionaría la pérdida de un financiamiento en excelentes condiciones (…) como consecuencia de lo anterior, tanto el ICE como el BCR serían demandados por el Banco Nacional”, indican los abogados del ICE en la página nueve de su solicitud.
Pese a ello, esta última opción de contra-demanda aún no se habría valorado a lo interno del Nacional, donde esperarían estudios internos para determinar qué hacer, así como que el tema se aclare a nivel jurídico.
El diferendo jurídico surgió luego de que el ICE decidiera elegir a la firma china Huawei para desarrollar la instalación de unas 100 mil conexiones de Internet en diversas zonas del país.
En el proceso, otra de las competidoras decidió presentar un reclamo ante la Contraloría, aspecto que según el ICE no debió darse, ya que la Contraloría supuestamente no tenía injerencia en el tema, por tratarse de un fideicomiso y porque la nueva ley del Instituto, con la apertura, se lo permitía.
Pese a ello, la Contraloría decidió anular el contrato, razón por la cual como medida cautelar el Instituto pidió que se le dejara seguir adelante con RANGE, para evitar pérdidas superiores a los $21 millones anuales, según publicó LA REPÚBLICA el pasado 4 de setiembre.

Luis Valverde
[email protected]
Colaboró el periodista Rodrigo Díaz

Ver comentarios