Crece violencia en cárceles de menores
Enviar

Crece violencia en cárceles de menores

201312190956371.CARCEL-DE-MENORES.jpg
La creación de bandas o grupos de poder dentro de los penales juveniles, ha aumentado la violencia en esas prisiones, detalla un informe dado a conocer hoy por la Defensoría de los Habitantes.
La influencia de estos grupos es tan grande que sus líderes controlan el uso y tráfico de drogas y medicamentos. Asimismo, determinan cuáles internos usan camas o se alimentan con determinada comida, señala el informe que también establece indicios sobre la negativa de utensilios personales para los que no son parte de la banda.

“En muchos casos, las víctimas de la violencia intracarcelaria a veces indican que no pueden identificar a sus agresores, o simplemente que no tienen nada que decir. Se debe suponer que se abstienen para evitar que sus propios compañeros tomen represalias contra ellos. Por otra parte, las autoagresiones o automutilaciones son una de las formas de violencia más comunes dentro del programa penal juvenil”, indica la Defensoría.
En ese sentido, el hacinamiento en los penales juveniles estaría influyendo en esta situación.
Por ejemplo, en el centro penitenciario Zurquí, se constató que las condiciones de vida de las personas ubicadas en esta sección “son denigrantes”, pues en un solo dormitorio con un espacio aproximado de 4 metros de ancho y 5 metros, deben convivir hasta once reclusos.
También se constató, y se considera como alarmante, que 54 personas se encuentran viviendo en el módulo de adulto joven, y algunas de ellas no cuentan con cama y duermen en el suelo. Otras personas han tenido que fabricar “camas” entre camarotes.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


Ver comentarios