Enviar
Asciende inversión a casi $300 millones en los últimos dos años
Crece polo industrial: Alajuela

Crean más de 7 mil empleos nuevas empresas

Alajuela se convierte en el nuevo polo de desarrollo industrial del país, por el auge en el establecimiento de nuevas compañías en el cantón.
Las inversiones empresariales ascienden a casi los $300 millones, en los últimos dos años, lo cual hizo crecer la construcción en un 90% en ese periodo.
El boom empresarial generó más de 7 mil empleos. El principal reto en la zona es la consolidación de servicios para estas nuevas compañías y los trabajadores.
Por cierto que es El Coyol de Alajuela la localidad que se ha convertido en un nuevo centro de atracción empresarial.
La razón principal es la logística, pues tiene acceso a la ruta 27 hacia Caldera y a la carretera Bernardo Soto.
A su vez está a pocos kilómetros del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.
Por otro lado, la apertura esta zona franca dio un impulso a la llegada de compañías multinacionales, la mayoría del sector de dispositivos médicos.
También el Municipio de Alajuela efectuó una simplificación de procesos administrativos y aprobó nombrar este sector del cantón como de interés para el desarrollo industrial.
Para agilizar la instalación de nuevas firmas, y como parte de su estrategia de atracción de inversión, el ayuntamiento creó un equipo de funcionarios que va hasta las empresas a realizar los trámites municipales.
El desarrollo en El Coyol comenzó hace una década, con la instalación de empresas como Dos Pinos, que construyó su principal planta de producción en esta zona.
Así como el Grupo Kativo, parte de la multinacional HB Fuller, y el Parque Industrial BES en el que están compañías como Pintura Lanco.
El resultado del boom industrial alajuelense es que al menos dos decenas de compañías han instalado su operación en este parque industrial.
La inversión asciende a casi $300 millones para un periodo de dos años.
Entre las compañías que más recursos destinan en la zona está Walmart, con $67 millones para la construcción del Centro de Distribución que abastecerá a los 261 supermercados.
Además nuevas empresas preparan su arribo a esta zona, como Pinturas Sur, que adquirió un terreno de 15 hectáreas para instalar una nueva operación.
El auge industrial provocó la proliferación de nuevas construcciones en este sector de la ciudad, porque la mayoría de las compañías aún está en proceso de expansión.
Durante el último año, los nuevos permisos para edificaciones en el cantón fueron por más de 785 mil metros cuadrados, un 90% más comparado con los últimos dos años.
Asimismo, Alajuela fue el cantón en el que más se registraron nuevos proyectos de desarrollo industrial durante 2011, según el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos.
El desarrollo en El Coyol generó más de 7 mil nuevos empleos a finalizar 2011.
Asimismo se espera que este año se creen más de 2 mil puestos de trabajo solo en esa zona franca.
“Las expectativas para este año y el que viene son alentadoras, ya que muchas compañías están en proceso de expansión”, afirmó Carlos Wong, gerente general de Zona Franca El Coyol.
Para las 13 empresas que ya operan en El Coyol, entre ellas Veridian Medical, Hologic, St. Jude Medical y Beam One, será indispensable contar con suficientes operarios y personal de apoyo, así como titulados técnicos y graduados universitarios en ingeniería industrial y administración.
Algunas de las firmas ya tienen más claro el tamaño de su expansión.
La compañía Moog, por ejemplo, espera tener una planilla de 400 personas en los próximos dos años, mientras que Establishment Labs proyecta que empleará unos 230 colaboradores.
Entre las que más crecen están las firmas dedicadas a la elaboración de dispositivos médicos.
“Gran parte del personal que contratan son mujeres, con destacadas habilidades manuales para este tipo de manufactura”, enfatizó Anabel González, ministra de Comercio Exterior.
Por otro lado, uno de los desafíos que hay en este sector es el de hacer llegar nuevos servicios a esta zona de la ciudad alajuelense.
Una de las principales dificultades es el transporte público, ya que ninguna empresa autobusera brinda el servicio al sector donde están las nuevas empresas industriales.
Además, muchas de estas compañías operan las 24 horas, lo cual complica el movimiento de empleados.
Las firmas han optado por contratar buses especiales para sus trabajadores.
Tampoco hay cerca restaurantes, supermercados, farmacias o bancos.
“El gran reto para los próximos años es que estos servicios estén al alcance de los miles de personas que hay aquí”, dijo Daniel Coto, director comercial de Tiendas Gollo, firma que tiene su centro de distribución nacional en El Coyol.

Oscar Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios