Enviar

INICIATIVAS

Costarricenses dejan un “café pendiente” para un desconocido

201307212221340.m33.jpg
Internet/La República
Dejar pagado un “café pendiente” en una cafetería, para que pueda tomárselo luego un desconocido es una práctica que entusiasma cada día más a los costarricenses y a los dueños de los negocios que participan de esta iniciativa desde hace menos de dos meses.
La idea nació de un grupo de ciudadanos llamado “Chepecletas” que se dedica a realizar y promover actividades culturales en la capital costarricense.
La idea del “Café Pendiente” nació por un artículo en una revista digital y de un grupo de personas interesadas en ponerlo en práctica en San José, dijo a Efe Roberto Guzmán, su dirigente.
Fue así como los miembros de Chepecletas empezaron a conversar con los propietarios de cafés cercanos a sus lugares de trabajo y el 25 de junio la primera cafetería puso en marcha el proyecto.
“Es muy simple, alguien va a tomarse un café y deja pagado otro, que se le dará a quien llegue a pedirlo, ya sin cobrarle pues el cliente anterior pagó por él”, detalló Guzmán.
Detalló que los primeros en beneficiarse de este café “gratis” fueron unos estudiantes de secundaria, que días después volvieron a la cafetería para dejar “pendiente” otro café.

San José / EFE
 

Ver comentarios