Costa Rica, segundo en Latinoamérica con mayor margen cambiario
Enviar

Costa Rica es el segundo país latinoamericano con mayor margen de intermediación cambiara, de acuerdo con un informe presentado por el Banco Central.

Ese concepto se define como la diferencia que tienen las entidades financieras entre el tipo de cambio de venta y el de compra del dólar.

Nuestro país tiene un margen de 1,21 puntos, superado solo por el 1,56 que presenta Bolivia; de hecho, la diferencia que se maneja es mayor a la de economías más grandes como la de México, Argentina o Brasil.



Esta situación genera, entre otras cosas, distorsiones y costos en la toma de decisiones de consumo, ahorro y asignación de recursos; es decir, se limitan la eficiencia y competitividad del sistema financiero.

Por otro lado, hay una reducción del bienestar económico, especialmente de aquellos usuarios de menores ingresos, cuyas funcionesde demanda son más inelásticas al precio.
 

En Costa Rica las transacciones cambiarias se realizan bajo tres plataformas de negociación: en el Monex, en ventanilla y fuera de Monex entre los intermediarios.

En Monex participan, por cuenta y riesgo propios, personas físicas y jurídicas, incluido el Banco Central. Por su naturaleza, es una plaza en la cual los intermediarios cambiarios gestionan los excedentes o faltantes provenientes de sus ventanillas y los cambios en su posición en moneda extranjera
.
Por su parte, las operaciones en ventanilla son aquellas realizadas por el público con los intermediarios mediante cajeros humanos, banca por Internet, plataformas preferenciales y cajeros automáticos, entre otros. Para el periodo de flotación administrada y hasta el 30 de noviembre de 2017, del monto promedio negociado en el mercado cambiario, el 88% correspondió a este modelo.

La máxima entidad financiera del país reconoce que aunque la investigación en este tema debe profundizarse, los datos analizados en esta dan indicios de que hay segmentación de demanda en el mercado.

Lo anterior sugiere la urgencia de mejorar el funcionamiento del mercado, sin limitar la libertad de operación de los intermediarios, con vistas a reducir el margen de intermediación cambiario.



“Un mercado financiero eficiente es aquel que tiene los márgenes de intermediación más bajos, lo cual se traduce en mayor productividad para los intermediarios del cambio”, indica Mauricio Hernández, gerente general de Prival.

El experto también comentó que el Banco Central debe tomar medidas para controlar ese rango, pero sin repercutir en la libre competencia. 



Ver comentarios