Leiner Vargas

Leiner Vargas

Enviar
Martes 18 Marzo, 2014

Se generaron importantes ganancias y pérdidas de capital. Ganaron los exportadores. Perdieron los importadores y consumidores de productos de origen externo


Reflexiones

El sube y baja cambiario

Hemos vivido gran volatilidad en el mercado cambiario. Por una parte, se acumuló un proceso de devaluación que llegó a cerca de un 13% en el tipo de cambio nominal, llegando a cotizarse a cerca de ¢570 por cada dólar. Este sobresalto en el ciclo cambiario tiene varias explicaciones, al igual que la revaluación que se evidenció en la última semana. Empero, ¿por qué es que nuestro mercado reacciona con tanta fluctuación? Trataré de darles algunas razones de lo anterior.
El mercado cambiario es tremendamente volátil ante ajustes pequeños en las expectativas. Ciertamente, el proceso de ajuste en los límites de participación de los actores en el mercado cambiario y el proceso de ajuste internacional, ante las condiciones de relevo del plan de ayuda a la economía norteamericana, provocó elementos estructurales para el ajuste cambiario.
Dicho ajuste fue estimado por el Banco Central en alrededor del 6% al 7%. Sin embargo, el temor adicional de algunos agentes económicos ante los eventos provocados por la segunda ronda electoral, llevo a que se ajustarán la proporción de los activos en una razón superior a lo esperado por el Banco Central.
Esto provocó que el ajuste cambiario tuviera un sobre-saldo de alrededor de un 6% adicional a lo esperado por las autoridades.
El Banco Central decide cambiar la regla de intervención, motivado por las preocupaciones inflacionarias que trae una devaluación del 13%, claramente muy superior a la esperada, con las consecuencias políticas y de costos sociales asociadas.
Es por eso que se cambia la norma de intervención, generando reglas del juego nuevas en el mercado cambiario y por supuesto, gracias al aumento de las tasas de interés y sobre todo, con las compras de moneda nacional, la demanda y oferta de dólares vuelve a equilibrarse en niveles de precio que parecen ser más razonables en la meta del Banco Central.
Resultado de todo lo anterior, se han generado importantes ganancias y pérdidas de capital. Por una parte, han ganado los exportadores que ven cómo han ganado rentabilidad en relación con el costo en colones de sus productos y su ventas en dólares, han perdido los importadores y consumidores en general de productos de origen externo y por último, han sufrido aquellos que especulativamente quisieron aprovechar la onda alcista del mercado y no lograron salirse a tiempo.
Es un mercado cambiario pequeño y muy concentrado. Existen efectos de corto plazo que pueden sobredimensionar el precio, cómo al parecer ha sucedido en las últimas semanas.
Empero, las lecciones del sube y baja cambiario son claras, es imposible pretender ir contra la corriente cuando las expectativas están calientes, el mercado tiende ha sobredimensionar los ajustes, cuando no existe una regla objetiva y creíble.

Leiner Vargas Alfaro

www.leinervargas.com