Costa Rica lidera atención de pacientes con insuficiencia cardiaca
Enviar

Costa Rica es el primer país centroamericano en contar con tecnología de punta para el tratamiento de pacientes con insuficiencia cardiaca.

Se trata de Claria, un cardio-resincronizador que controla el sistema eléctrico del corazón para prevenir la muerte súbita en los pacientes con este padecimiento.

Ese dispositivo solo estaba disponible en Estados Unidos y Colombia. Ahora es el Hospital Clínica Bíblica el que lidera su implementación en el campo nacional de la salud privada.

En el servicio público, los centros médicos que también aplican el procedimiento son el Calderón Guardia y el San Juan de Dios.

“Podemos decirles a nuestros pacientes que el mismo dispositivo que se coloca en Estados Unidos o en Europa, está en Costa Rica.

Esta tecnología es muy importante para quienes tienen fallas cardiacas avanzadas y cuando su pronóstico de vida depende de un dispositivo médico”, aseguró Federico Malavassi, cardiólogo electrofisiólogo del centro privado.

Este aparato es como un marcapasos, se introduce en el cuerpo del paciente por medio de una pequeña incisión a la altura del hombro.

Luego, se colocan tres cables delgados en la aurícula y los ventrículos izquierdo y derecho, que son conectados al aparato para que tome el control eléctrico del corazón de manera integral.

Los cables se fijan en el tórax, donde se elabora una especie de bolsillo bajo la piel para su implante definitivo.

Al colocarlo, el paciente vuelve a tener calidad de vida, ya que quienes lo padecen tienen síntomas como dificultad respiratoria, tobillos hinchados, rápido aumento de peso y dificultad para moverse.

Otra de las ventajas es que posee mayor resistencia a la resonancia magnética, por lo que permite que el paciente pueda realizarse ese tipo de procedimientos o cualquier examen sin que se presente una desprogramación.

Además, el aparato brinda la opción de configurarse con monitoreo remoto las 24 horas.

Es decir, por medio de aplicaciones especiales desde un celular, tableta o computadora, el médico tratante podrá obtener información oportuna de su paciente.

“Da información de manera remota y la sube a un servidor, con alarmas programadas para situaciones de alto riesgo como que el paciente entró en falla cardiaca, tuvo una arritmia o hubo alteraciones de batería. También, si el paciente recibió terapia o descargas eléctricas. El médico tratante accede a esta información desde su celular, una tablet o computadora”, afirmó el especialista.

Los pacientes que utilizan este aparato deben acudir a revisiones y lecturas del dispositivo al menos dos veces al año.

Además, deben seguir un estilo de vida saludable con alimentación sana y actividad física que el médico le indique, además de la terapia farmacológica.

Alta incidencia

La insuficiencia cardiaca o el fallo eléctrico del corazón, es la principal causa de muerte súbita en adultos mayores de 65 años. Su diagnóstico ha aumentado por la longevidad de la población, malos hábitos alimenticios e inadecuado control médico.

Datos:

  • Casi 100 mil adultos mayores la padecen en el país
  • 50% de personas hospitalizadas por esa deficiencia mueren a los 5 años
  • A 1 de cada 5 personas mayores de 40 años se le diagnosticará
  • Provoca de 2 a 3 veces más muertes que el cáncer de mama

Fuente: Caja de Seguro Social y Asociación Americana del Corazón



Ver comentarios