Nuevos dispositivos médicos optimizan funcionamiento del corazón
El proceso de colocación de estos dispositivos es de aproximadamente una hora y 30 minutos, detalló Vivien Araya, cardióloga. Esteban Monge/La República
Enviar

Tres dispositivos del tamaño de un reloj de bolsillo ayudarán a quienes tienen problemas del corazón para que ese órgano funcione correctamente.

{l1}medir_su_cintura_lo_salvaria_de_un_infarto{/l1}

Los aparatos los fabrica Meditek y no solo permiten corregir problemas como una falla cardiaca o regular los latidos, sino que ayudan a monitorear el corazón las 24 horas y facilitan las valoraciones clínicas.

Si el problema es por la frecuencia de los latidos, las opciones son el marcapasos (que ayudará cuando el corazón trabaja más lento) y el desfibrilador automático implantable (para taquicardias graves o malignas).

Si lo que se necesita es mejorar el bombeo de sangre y ayudar a que las tres cámaras del corazón trabajen al mismo tiempo, se emplea la terapia de resincronización cardiaca.

“En los tres casos se colocan cables dentro del corazón a través de una vena que pasa debajo de una clavícula. Se conectan a un dispositivo, que es como una pequeña computadora, que se pone bajo la piel, capaz de detectar los latidos y el ritmo del corazón y lo que hace es enviar impulsos para que sean de rango normal”, explicó Vivien Araya, cardióloga.

El proceso de colocación del dispositivo tarda alrededor de una hora y 30 minutos. Se realiza con anestesia local y la herida para posicionar el artefacto bajo la piel no es mayor a los seis centímetros.

{l2}unos_100_mil_ticos_padecen_insuficiencia_cardiaca{/l2}

El paciente debe acudir cada seis meses o una vez al año a monitoreo. Allí se revisa la información que almacenan de la actividad cardiaca y se chequea el nivel de batería y el estado de los cables del dispositivo.

Por lo general, quienes tienden a padecer problemas del corazón son personas mayores a los 50 años; sin embargo, hay jóvenes que pueden traer fallas desde el nacimiento.

La implementación de estos aparatos da calidad de vida al paciente.

“Dan calidad de vida. Muchas personas con falla cardiaca son muy limitadas, caminan diez pasos y se están ahogando. Al colocarlo y lograr que se haya optimizado con la terapia, el paciente puede reincorporarse e incluso hacer actividades físicas”, ejemplificó Araya.

Estos aparatos están disponibles a nivel público y privado. Los costos rondan: el marcapasos unos $5 mil, el resincronizador unos $10 mil y el desfibrilador unos $20 mil.


LETALES


Cada día cuatro personas mueren a causa de un infarto, lo que convierte a las enfermedades cardiovasculares en las más mortales en el país con un 38,5%.

De las muertes por infarto:

93%

Son personas mayores de 50 años

2%

Personas entre los 20 y 45 años

Fuente: Ministerio de Salud y Caja



Ver comentarios