Costa Rica apuesta por placer para retener viajeros de negocios
“La tendencia ‘bleisure’ supone un aumento en la estadía de los ejecutivos que llegan a Costa Rica. Este tiempo de más es una oportunidad para el sector turismo”, considera Johnny Riba, presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles. Gerson Vargas/La República
Enviar

Costa Rica apuesta por convertirse en un destino que cautive a los ejecutivos, para que más allá de su estadía por razones laborales, se queden un poco más y realicen actividades de placer.

Esta combinación de propósito en los viajes forma parte de una tendencia mundial denominada “bleisure”, la cual propone que una vez finalizadas las reuniones, los colaboradores de las empresas aprovechen el tiempo libre y el fin de semana para conocer el país que visitan, en lugar de regresar a casa.

Inclusive, contempla que las familias viajen y se involucren en los planes de ocio.

La tendencia toma fuerza y supone un nicho de mercado que el país puede satisfacer ya que tiene las herramientas necesarias para ello, tanto en el área metropolitana como en la zona de Guanacaste.

Particularmente, en el primer caso, el aeropuerto Juan Santamaría y la vasta existencia de hoteles benefician la rápida conexión con centros corporativos y con destinos turísticos como volcanes, parques y bosques para realizar actividades de aventura y playas.

A esto se suma la inauguración del Centro Nacional de Congresos y Convenciones, donde ya se han confirmado 63 reuniones a 2021, las cuales significarán más de 32 mil participantes y ganancias por $210 millones.

Los turistas por negocios tienen una estadía menor que el visitante por razones personales, pero su gasto promedio es mayor. En una visita de siete días invierte entre $1.000 y $1.200, de acuerdo con datos de la Cámara Costarricense de Hoteles.

Las actividades más apetecidas son visitas a la playa, ecoturismo, aventura, bienestar, cultura y deporte, según el ICT.

“La nueva tendencia de los ejecutivos es viajar por trabajo y alargar la estadía para hacer turismo en el país que están visitando. Esto representa una oportunidad para el sector, al aprovechar que alguien debe venir por fuerza al país e invitarlo a que se quede. El panorama no solo favorece a la parte hotelera, sino al turismo en general, pues en esa estadía extra consume en restaurantes, rent a cars, tours y demás”, mencionó Johnny Riba, presidente de la Cámara.

Esta organización trabaja en la exposición del país como destino doble propósito entre los mercados corporativos de Centroamérica y Suramérica.

Aunadas a la oferta turística, en el fortalecimiento como destino “bleisure” influyen las condiciones país para generar negocios ya que los viajeros con este perfil provienen en su gran mayoría de multinacionales.

Por ejemplo Roche en Costa Rica, que recibe de forma constante a ejecutivos de la empresa provenientes de Centroamérica, el Caribe y Estados Unidos, principalmente.

“Además de atender las reuniones de negocios, nuestros colaboradores también aprovechan uno o dos días para conocer atractivos turísticos, en áreas cercanas a la Gran Área Metropolitana. En ciertas ocasiones, nuestros ejecutivos llegan en compañía de sus parejas para vacacionar, así como para visitar algún familiar”, finalizó Álvaro Soto, presidente de la subregión División Farma de Roche América Latina.



Ver comentarios