Enviar
Consumidores cuentan por primera vez con asesores independientes
CORREDORAS CAMBIAN NEGOCIO DE SEGUROS
Agencias enfrentarán serios problemas de supervivencia
La aprobación hace dos semanas de Confía Sociedad Corredora de Seguros, fue el último paso en la apertura en el sector de los seguros, que ya está ayudando a los consumidores a encontrar mejores opciones en la compra de las pólizas.
Mientras siguen entrando las aseguradoras privadas, para competir con el estatal Instituto Nacional de Seguros, actualmente son cinco las llamadas sociedades corredoras de seguros, que cuentan con el derecho de comercializar los productos que están disponibles en el mercado.
Por otro lado, las agencias de seguros, cuya mayoría vende únicamente las pólizas del INS, enfrentan un futuro incierto, el tener que competir con las corredoras, pero con menos armas de venta.
Además de Confía, a finales de octubre pasado, la corredora Unicen recibió la autorización de la Superintendencia de Seguros de vender las pólizas al público, mientras Avanto recibió ese permiso hace tres meses.
Las tres son empresas privadas, mientras dos entes estatales habían sido autorizados el año pasado, siendo ellos BCR Corredora de Seguros, y BN Sociedad Corredora de Seguros.
La apertura en la comercialización es un avance importante, dado que el papel de la corredora es el de revisar las pólizas de las aseguradoras y recomendar las que sean más acordes con las necesidades del consumidor, ya sea en cuanto al tipo de cobertura, precio u otros factores.
En cambio, en años anteriores, el consumidor estuvo limitado a lidiar con agentes que vendían únicamente las pólizas que ofrecía la aseguradora para la cual estos trabajaban, que en ese entonces era básicamente el INS.

La combinación de las nuevas aseguradoras compitiendo en el mercado por un lado, y por el otro una nueva forma de comercializar las pólizas, está ya teniendo resultados positivos.
“En lo que a las pólizas de responsabilidad civil se refiere, el costo ha venido a menos de la mitad, desde que empezó el proceso de la apertura”, dijo Víctor Asch, presidente de la Cámara de Intermediarios de Seguros.
El hecho de que haya más actores en el sector lo hace aún más dinámico, dado que las corredoras compiten entre sí, así como con los agentes, de modo que el costo de la intermediación tendería a bajar.
“La verdadera competencia en el mercado seguros pasa necesariamente por la participación activa de las sociedades corredoras”, comunicó Neftalí Garro, socio de BLP Abogados.
Mientras tanto, las nuevas características del mercado les complica la vida a muchas agencias de seguros, que desde 1997 han sido empresas medio independientes.
Sin embargo, bajo los términos de su relación con el INS, solo tienen el derecho de comercializar las pólizas de la estatal.
Lo anteriorlimita mucho el desempeño de las agencias, ante la competencia de las corredoras, que pueden vender las pólizas de cualquier aseguradora, incluido el Instituto, que no ha querido permitir a estas vender otras pólizas, lo cual incrementaría la competencia que enfrenta el INS.
“Lo hemos dicho, si el INS siempre tuviera buenas pólizas a buenos precios, seguiríamos vendiéndolas”, dijo Asch, quien agrega que todavía no hay una solución a este problema.
La incursión de las nuevas compañías aseguradoras, junto con la de las corredoras, podría ocasionar que se amplíe el tamaño del sector, que el año pasado tuvo ventas totales por el orden de los $400 millones.
Por otro lado, podría ser lento el crecimiento del sector, que aun antes de la apertura a las empresas privadas, era bastante más desarrollado que los de otros países, con estándares de vida parecidos al costarricense.
Ya en los últimos meses, varias de las nuevas aseguradores han empezado a hacer promociones, incluidas campañas de publicidad, ofertas, y concursos, así como otros programas que pretenden incrementar su participación en el mercado.
Mientras tanto, los precios ya tienden a reducirse.
“Gracias a la competencia, el costo de la intermediación está bajando,” aseguró Garrett, quien destacó que lo mismo sucedió con el precio de las pólizas.
Además, en el futuro cercano lo más probable es que, una vez que haya varias corredoras funcionando, algunas se enfoquen en cualquiera de los distintos ramos, sea autos, salud o vida, de esta forma el cliente puede contar con asesores que poseen un grado de especialización aún mayor.
Redacción
[email protected]
Colaboró con esta nota Angélica Zamora
[email protected]
Ver comentarios