Enviar
¿Copa de grado A?
Lo sucedido con Casablanca podría abrir oportunidad para Costa Rica, que se dice preparada
Tras la cancelación, en noviembre pasado, del famoso Torneo Casablanca en México y la apurada organización del Abierto Juvenil Mexicano, en Chapultepec, surge la pregunta sobre si la Copa del Café podría obtener esa calificación grado A, por parte de la Federación Internacional de Tenis (ITF).
Keneth Thome, presidente del Comité Organizador de la Copa del Café, expresó que si bien el tema no se ha discutido aún “nuestro torneo estaría preparado para un grado A porque, en cierta forma, es muy similar a lo que tenemos actualmente en el grado 1”.
Thome manifestó que una gran mayoría de los tenistas que vienen a la Copa, salen muy satisfechos y hablan muy bien en el exterior y que solo habría que mejorar, entre otras cosas, el traer más jueces internacionales.
Por su parte, Carlos Bravo, presidente de la Federación Costarricense de Tenis (FCT) se mostró cauteloso con respecto al tema y expresó que es mejor esperar para ver qué sucede en Londres (donde se encuentra la sede de la ITF).
Bravo explicó que incluso la Confederación de Tenis de Centroamérica y el Caribe (COTECC) “le dio un enfoque positivo al torneo que se realizó en México” y agregó que considera que la federación mexicana de este deporte “es muy poderosa” y tiene con qué mantener este torneo.
Durante unos años, la Copa, torneo que es más antiguo que el Casablanca, compartió con este el grado A, alternándoselo, hasta que la ITF decidió dejárselo a los mexicanos.
En criterio de Bravo, un torneo grado A, tiene un poco más de gastos y dijo que si algún día se logra, “lo que no se debería cambiar es la fecha, porque para la Copa eso sería fatal”.
Ricardo Castro, expresidente de la FCT, la que dirigió durante seis años, explicó que la situación de haberle otorgado el grado A, para México, se definió durante su gestión.
Aseguró que entonces el grado A lo tenía un torneo en Venezuela al que la ITF, se lo quitó, y se le otorgó en forma interina a Costa Rica, cuya Copa del Café, después del Orange Bowl de Miami, es el torneo juvenil más viejo.
Al año siguiente, México pidió el grado A y luego la ITF se propuso tomar una decisión. Según Castro, en el momento de la discusión, Ricardo Mendietta, ya fallecido, y entonces presidente del comité organizador de la Copa “le solicitó a la federación internacional que nos asegurara la Copa a principios de enero, yo era del criterio que lo mejor era pelear por el grado A”. Eso, aparte del poderío económico de la federación mexicana, determinó la decisión de la ITF, según Castro.
Ricardo añadió que la Copa del Café se acerca a sus 50 años de edad; es un torneo maduro y muy bien organizado y merece el grado A. Dijo que aparte de lo que ya existe, el único requisito técnico por cumplir sería traer más jueces preparados que tengan Chapa Blanca y tener jueces de línea y silla desde etapas más previas (cuartos de final), porque todo lo demás lo tiene.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios