Copa Oro: ¿recambio o pulimento?
A Yeltsin Tejeda le urge espacio de maniobra para recuperar el brillo de Brasil 14.David Guzmán es el volante central que mejor se proyecta para el cambio generacional.
Enviar

Se está jugando la eliminatoria hacia el Mundial de Rusia 18 con la base todavía joven del grupo que conmocionó al mundo futbolístico en Brasil 14.

Óscar Ramírez planta en el terreno de juego la herencia de Jorge Luis Pinto y la meta prioritaria es clasificar al Mundial, jugarlo y después... a ver qué sucede.

Para Catar 2022 es difícil que lleguen en plenitud de condiciones los estelares de hoy: Navas, Gamboa, Acosta, Waston, Pipo, Calvo, Oviedo, Ruiz, Celso, Bolaños, Joel, Venegas, Ureña, etc. etc.

El cuerpo técnico de la Tricolor es huraño a los experimentos; el “Macho” prefiere lo viejo conocido que lo nuevo por conocer y por eso confía ciegamente en las piezas que entrenó en los clubes que digirió en el fútbol criollo, específicamente los del Alajuelense. Su lealtad, por citar un solo ejemplo a Johnny Acosta, es producto de ese ligamen.

El exdefensor de Santos y la Liga y hoy del Herediano, juega de memoria con don Óscar; ni siquiera deben conversar.

Trabajar en los entrenamientos a un Juan Pablo Vargas para que sustituya a Johnny, es una labor que Ramírez no desea ejecutar por el momento.

Estamos notificados que la prioridad es ir a Rusia y luego, nos ponemos todos a pensar.

En eso cae la Copa Oro, más atravesado que el festival FIA en la avenida segunda y Costa Rica viaja a Estados Unidos sin cuatro de sus futbolistas estelares: Keylor Navas, Kendall Waston, Celso Borges y Cristian Bolaños, pero con el resto de los “consagrados”.

De aquí nace la interrogante.

¿Sin cuatro titulares de su equipo, qué debe hacer el cuerpo técnico nacional en la competencia?

¿Pulir el equipo estelar para el resto de la eliminatoria o darle un rostro más fresco a la formación proyectando el urgente recambio que necesita la Tricolor?

Dos experimentados periodistas deportivos, Roberto García y Amado Hidalgo, tienen posiciones diferentes sobre el tema.

García opina que Óscar Ramírez debe aprovechar la Copa Oro para pulir el equipo base que ha jugado la hexagonal.

“Costa Rica debe afrontar esta Copa Oro con lo mejor de su nómina, hay que ganar el torneo y entrar fuertes a la recta final de la hexagonal; Ramírez debe alinear con lo más selecto de su nómina”, indicó el respetado cronista deportivo.

Hidalgo se proyecta más al futuro, le preocupa que no se esté trabajando para después de Rusia, sino con un modelo cortoplacista.

“Me olvidaría de ganar la Copa Oro; el entrenador debe aprovecharla para dar espacio a otros jugadores que no han tenido minutos para probar sus condiciones. Es una competencia idónea para ir proyectando a un grupo que deben ser el relevo de los estelares. Si ganamos la Copa, ni hablar; si no la ganamos pero dejamos una buena imagen con un equipo renovado, el fútbol costarricense saldrá fortalecido”, dijo el reputado abogado y periodista.

Una alineación como la que pide Roberto García, se proyectaría con Pemberton; Gamboa, Acosta, Pipo, Calvo y Oviedo; Azofeifa y Guzmán; Ruiz, Venegas y Ureña.

Una formación como la que proyecta Hidalgo, podría ir con Carvajal; Salvatierra, Kenner Gutiérrez, Pipo, Calvo y Matarrita; Guzmán y Tejeda; Joel, Bryan y Ariel Rodríguez; desde luego, las dos formaciones combinando el aporte de los 23 futbolistas escogidos por el cuerpo técnico para la competencia.

 

Ver comentarios