¡Selección sin competencia!
www.imagenesencostarica.com/larepublica Bryan Ruiz es el “diez” intocable e insustituible de la Selección Nacional y se gana esa estelaridad con creces.
Enviar

De los 11 puestos estelares de la Selección Nacional, solo en tres hay competencia; el carrilero izquierdo; el segundo mediocampista central y el centro delantero.

Las otras ocho posiciones tienen propietario y eso lo ha dejado bien claro el técnico Óscar Ramírez desde el principio.

Keylor Navas, Cristian Gamboa, Johnny Acosta, Kendall Waston, Giancarlo González, Celso Borges, Bryan Ruiz y Cristian Bolaños no se tocan, ni se mueven.

De pronto una lesión de Ronald Matarrita, le abrió espacio a Bryan Oviedo en el carril izquierdo de la zona defensiva y ahí están el par de zurdos disputando la estelaridad.

Luego, un grupito de cuatro futbolistas se disputan el par de plazas restantes y son titulares dependiendo de las intenciones tácticas del “Machillo”. Nos referimos a Randall Azofeifa, Johan Venegas, Joel Campbell y Marco Ureña y como quinto jinete de este grupo: David Guzmán.

¡Y ahí para la cosa!

Es la herencia de Jorge Luis Pinto del Mundial Brasil 14.

Entonces, de cara a la Copa Oro próxima a iniciarse en Estados Unidos, don Óscar suelta la lista de convocados, da reposo a algunos de sus estelares y no viajan Waston, Celso ni Bolaños, pero tampoco forman parte del grupo los jugadores “dieces” de Herediano y Saprissa, Elías Aguilar y Marvin Angulo. Pero, sí fueron convocados dos mediocampistas jóvenes del campeón nacional: José Leitón y Jimmy Marín.

Nace entonces la interrogante táctica.

¿Qué es la tirria de Ramírez hacia Aguilar y Angulo, piezas vitales de sus respectivos clubes y futbolistas distinguidos de los últimos campeonatos?

¿Por qué los descarta hasta de la Copa Oro?

Razones técnicas y tácticas tendrá el cuerpo técnico de la Tricolor para tomar esta decisión y hay que respetarla.

Quienes seguimos la trayectoria de la Selección Nacional desde que el Machillo sustituyó a Paulo César Wanchope, podemos atrevernos a especular que con Bryan Ruiz como “diez” y capitán del equipo, no hay medio metro de zacate para que entren a escena Elías y Marvin.

En los planes tácticos del “Macho” Ramírez no caben Angulo ni Aguilar y solo el estratega y sus asistentes conocerán las razones.

Pero, curiosamente, Óscar Ramírez descarta a las bujías del Team y del Monstruo y da espacio a un par de jóvenes de características técnicas similares a los “desechados”, que son Jimmy Marín y José Leitón.

Estos dos futbolistas, sobre todo el primero, han suplido precisamente a Elías Aguilar en el equipo monarca, cuando el cerebro del equipo ha sido suspendido o se ha lesionado. Leitón igual ha ocupado su plaza como mediocampista abierto por la franja izquierda.

Además, y el “Machillo” en esto no es nada tonto, la presencia en el seleccionado de Angulo y Aguilar les mete presión a sus decisiones, pues son dos futbolistas mediáticos, mimados de sus respectivas fanaticadas, en cambio, Leitón y Marín, pueden jugar o no jugar en la Tricolor, y nadie ni se va a dar cuenta. Esto lleva paz interior al seleccionado y el técnico es ducho en sostener el equilibrio emocional del grupo. Puede que por ahí camine la cosa.

 

201706231744190.530.jpg



Ver comentarios